Age of Conan, de capa caída

ComponentesWorkspace

Uno de los MMORPG más prometedores de los últimos tiempos está viendo como una serie de problemas de jugabilidad -el juego parece volverse aburrido tras cierto tiempo- ha hecho que el interés de los usuarios hay declinado de forma drástica.

De hecho, más de la mitad de los servidores que daban la posibilidad de jugar online están siendo cerrados, tal y como ha anunciado Funcom, la responsable de un título del que se esperaba mucho.

Según ese anuncio el número de servidores pasará de 49 a tan sólo 18, con gran parte de ellos cerrando sus puertas en Norteamérica y Oceanía. De hecho, en Estados Unidos sólo habrá 6 servidores abiertos de los 22 que había antes, mientras que en Europa la cosa será algo menos preocupante y todavía habrá 12 servidores a los que conectarse.

vINQulos

Kotaku

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor