Se descubre un defecto en el iBook de Apple

AlmacenamientoDatos y Almacenamiento

La agencia de consumidores danesa ha publicado pruebas de un defecto de
fábrica que provoca fallos de alimentación en algunos portátiles iBook de Apple.

Después de recibir diez quejas de consumidores relativas a los portátiles
iBook de
Apple en las que se explicaba que sus
equipos ya no arrancaban, la organización llevó a cabo un estudio de cuatro de
esos casos, incluyendo un análisis microscópico de las placas base de esos
equipos.

El estudio reveló defectos en algunas soldaduras en un regulador de voltaje,
que se deterioraba cada vez que el usuario encendía y apagaba el equipo. También
se detectó que haciendo presión cerca del dispositivo de ratón, se permitía la
unión de las soldaduras defectuosas y se permitía el arranque del equipo, lo que
el estudio calificó como un defecto de diseño.

Los equipos defectuosos se encuentran entre los primeros modelos G4 que Apple
produjo, que tienen una carcasa blanca opaca como sus predecesores del modelo
G3. Los equipos examinados, el modelo 9164LL/A de 800 MHz y el modelo 9426LL/A
de 1 GHz, se introdujeron en el mercado en abril de 2004 y se dejaron de
fabricar en octubre del año pasado. La agencia de consumidores recibió las
quejas entre abril y noviembre de 2006.

Aunque de momento Apple no ha reconocido estos defectos, ya había tenido
problemas de fabricación en el pasado, cuando tuvo que retirar en 2006 baterías
defectuosas de sus portátiles fabricadas por
Sony entre 2003 y 2006, o cuando se vio
obligado a retirar los primeros modelos de MacBook en el momento en el que los
usuarios descubrieron que la carcasa se decoloraba rápidamente.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor