Por ahora, San Francisco seguirá sin una red WiFi abierta

Empresas

Los planes se han truncado ya que Earthlink, el proveedor de red contratado,
está en plena reestructuración y no encuentra económicamente viable a este
proyecto.

Según indica la información difundida por
Consumer.es,
por el momento el alcalde de la ciudad estadounidense de San Francisco, Gavin
Newsom, no podrá llevar a cabo su plan de establecer una red WiFi abierta en la
región. Earthlink, el
proveedor de red que se había contratado, se encuentra en plena etapa de
reestructuración y no ve económicamente viable a esta iniciativa, a la que
concurría con Google.

De acuerdo a los datos dados a conocer, el contrato establecía un compromiso
para ofrecer conexión inalámbrica a casi toda la ciudad. En cuanto a Earthlink,
trascendió que, en base a este plan, pagaría dos millones de dólares por los
derechos de establecer una red inalámbrica y Google sería quien ofreciera los
servicios de Internet. Sin embargo, el panel de supervisión, un grupo nombrado
por la autoridad de San Francisco con el fin de controlar a este proyecto,
modificó algunas condiciones y alteró estos planes. Entre las nuevas exigencias
planteadas por este panel, figuraba un aumento de velocidad para los usuarios,
mayores garantías de privacidad y la reducción del tiempo de concesión a ocho
años.

Sin duda, esta marcha atrás en la idea de establecer la red WiFi abierta
también tiene que ver con el mal momento por el que pasa Earthlink, situación
que le impediría afrontar semejante proyecto. Cabe recordar que, como anunció
Silicon
News
días atrás, la compañía eliminó 900 empleos de su plantilla y cerró
cuatro oficinas en Estados Unidos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor