AirWatch, pieza clave en la digitalización de las aulas españolas

Empresas

La compañía estadounidense está tras la solución de gestión de dispositivos en un extenso número de colegios. La mayoría son privados y trabajan con Apple.

Los dispositivos móviles han llegado a las aulas. El uso de las TIC al servicio de la educación empieza a encauzarse. En España están tomando la delantera los centros privados asociados con Apple, pero las tecnologías como apoyo a la enseñanza ofrecen incontables beneficios y amenazan con extenderse.

Empresas como Samsung o Telefónica ya están llevando a cabo interesantes iniciativas en el sector. La teleco española lidera la creación de la mochila digital, que facilitará el acceso de los alumnos a contenidos digitales. La operadora calcula que gracias a esta plataforma el gasto familiar en libros escolares pasará de 250 a 50 euros, un 80% menos.

La solución educativa de Samsung es Smart School. La plataforma integra funciones de control del aula, monitorización y pantalla compartida a través de dispositivos Samsung y herramientas específicas como la de preguntas y respuestas.

Pero en esta contienda hay muchos más jugadores. Es el caso de AirWatch, una de las compañías que destaca en el negocio de la educación digital en España. La empresa, con base en Atlanta y que acaba de ser adquirida por VMware, lidera Europa y es muy fuerte en España.

Su aportación es la tecnología que permite la administración de los dispositivos móviles en un aula. Sus soluciones MDM ya funcionan en “un número bastante extenso” de colegios en España y lo hacen con dispositivos de Apple. La gran mayoría privados, como nos comenta Sergio Carvajal, de AirWatch, en el evento que la compañía ha organizado en Londres.

Precisamente en el marco del evento en la capital británica, una parada en el tour que la compañía llevará a cabo por diversas ciudades del globo, Airwatch ha presentado su solución Teacher Tools, que permite al profesor la posibilidad de gestionar cada dispositivo del aula de forma personalizada.

Como ocurre en la gestión de dispositivos móviles en la empresa, entorno en el que la compañía se siente muy cómoda, en el proceso toman parte más actores. Y es que hay muchos elementos a tener en cuenta para la digitalización del aula. Desde los dispositivos, hasta el software, la solución integral de gestión o el ancho de banda que soporte toda la actividad. La compañía estadunidense trabaja con Apple y Aerohive para los dispositivos de profesorado y alumnado y para las soluciones de conectividad, respectivamente.

Limitaciones

El reto de llevar dispositivos móviles a las aulas tiene algunas limitaciones. Los retos a nivel tecnológico tienen que ver con la seguridad y la fragmentación del mercado. Las soluciones agnósticas acabarán ganando la batalla, coinciden los expertos de Gartner consultados por este medio.

Otras limitaciones tienen que ver con la formación del profesorado, los presupuestos para iniciativas públicas y la transición del papel a la pantalla. Este último punto es especialmente espinoso. Los centros educativos tienen fuertes lazos con las editoriales que trabajan en papel. Muchos de ellos tienen contratos que contemplan el cobro de comisiones por la utilización de material de una casa editorial.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor