Al final parece que los rusos sí ganaron la carrera espacial

ComponentesWorkspace

Con lo que avanza la tecnología, y tiene que venir un trasto de hace más de 40 años a salvar el día. El programa de transbordador espacial de la NASA toca a su fin (sólo queda un último viaje y el Discovery se jubila) pero teniendo ahí arriba a la Estación Espacial Internacional seguimos teniendo

Con lo que avanza la tecnología, y tiene que venir un trasto de hace más de 40 años a salvar el día.

El programa de transbordador espacial de la NASA toca a su fin (sólo queda un último viaje y el Discovery se jubila) pero teniendo ahí arriba a la Estación Espacial Internacional seguimos teniendo la necesidad de enviar y traer de vuelta a la tripulación de la ISS. Y parece que no va a ser con ninguna nave ultramoderna sino con un vestigio de cuando la Guerra Fría y la carrera espacial estaban en todo lo suyo. Se llama Soyuz, lleva funcionando desde 1967 y es el orgullo de la cosmonáutica rusa. ¿Deseas saber más?

Corría el año 1967 cuando una nave Soyuz se alejó por primera vez de la superficie terrestre buscando su lugar entre las estrellas. Y allí continúa sin desfallecer.

Lamentablemente ese primer vuelo terminó mal, hubo un problema en la reentrada que terminó con la nave estrellada y con el fallecimiento de su ocupante, el cosmonauta Vladimir Komarov. Por suerte, desde entonces, sólo ha habido otro accidente más en estos 43 años, lo que da buena prueba de su fiabilidad. Se la considera la nave espacial más segura que haya existido.

Con capacidad para tres ocupantes, en su momento la tripulación estándar, en la actualidad se ha quedado un poco pequeña pues las misiones espaciales cada vez integran más ocupantes, hasta ocho que puede albergar el Discovery. A cambio, y según el astronauta Leroy Chiao, que contó sus impresiones a nuestros compañeros de Gizmodo USA, su funcionamiento de sus motores era tan suave que costaba distinguir si estaban en marcha.

Lo más curioso es que frente a los transbordadores reutilizables que daban de sí lo suficiente para unas cuantas misiones, las navez Soyuz son de un sólo uso, a pesar de lo cual  se sigue considerando rentable su utilización y de hecho constituyen el único vínculo entre la ISS y la superficie terrestre. Tardan dos días en llegar a la ISS desde su lanzamiento y regresan a casa en solo 3 horas y media. De hecho en la Estación Espacial Internacional hay permanentemente una Soyuz como nave de emergencia donde refugiarse o incluso hacer un regreso a casa en caso de algún problema a bordo de la estación.

Larga vida a la Soyuz. ?Antonio Rentero [NASA / Russian Space Web /Foto Wikimedia]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor