Al menos el 5% de tarjetas de chip sufrirá fraude en los pagos en 2015

EmpresasGestión de la seguridadSeguridad

Se requiere un mayor esfuerzo de todo el sector para trabajar juntos en estándares de seguridad abiertos y evitar el robo de datos a través de este sistema.

El robo de datos a través del pago con tarjeta ha empujado a los bancos estadounidenses, las redes de tarjetas (como MasterCard y Visa), las tiendas y otros agentes a aceptar cada vez más las tarjetas de chip (EMV).

Pero además, hay otras dos tecnologías de seguridad clave que se están imponiendo: los sistemas de tokenización y el cifrado punto a punto (P2PE), de acuerdo con Gartner.

Las tarjetas de chip han demostrado reducir drásticamente el fraude por falsificación, ya que son mucho más difíciles de clonar que las tarjetas de banda magnética.

Sin embargo, los delincuentes han aprovechado todavía su débil implementación para seguir atacando.

“Esto exige la necesidad de que todos los actores del ecosistema de pagos trabajen juntos en estándares de seguridad abiertos, procesos simplificados de certificación y educación compartida sobre las mejores prácticas para la puesta en marcha”, ha aclarado Avivah Litan, vicepresidente y analista de Gartner.

Litan ha vaticinado que a finales de 2015 al menos el 5% de los emisores de tarjetas sufrirá fraude en tarjetas EMV debido a implentaciones inapropiadas.

Durante por lo menos cinco años más se mantendrá el apoyo a las tarjetas de chip y los protocolos de banda magnética en una sola tarjeta de pago.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor