Alan Mullaly (CEO de Ford) anuncia oficialmente que no dirigirá Microsoft

Empresas

Parecía el candidato más firme a tomar el relevo de Steve Ballmer en la dirección de Microsoft pero el actual director general de Ford ha anunciado de manera oficial que no concurrirá a ese puesto. Parecía no haber grandes dificultades puesto que parecía soslayable el solapamiento entre la fecha en que finalizaba su compromiso con la firma automovilística y el plazo dado por Ballmer para encontrar su sucesor. Finalmente ha optado por concluir su contrato con Ford y renunciar a dirigir la empresa fundada por Bill Gates.

Desde Microsoft no han realizado comentario alguno ante la decisión de Alan Mullaly de renunciar a concurrir en la competencia por alzarse con la dirección general de la empresa de Redmond. Argumentan (con mucha diplomacia) que por respeto a los potenciales candidatos no comentan nombres ni situaciones de los mismos.

Mullaly anunciaba su decisión en una entervista efectuada anoche, afirmando su intención de mantenerse en su puesto como CEO de Ford hasta la finalización de su contrato, a finales de 2014, lo que va más allá de la fecha que apuntó Steve Ballmer cuando hizo pública su retirada. Dijo que abandonaría su puesto “antes de un año”… y aquello fue en agosto de 2013, con lo que los plazos correrían en contra.

En un principio desde la propia Ford se hizo saber que no tendrían ningún inconveniente (lo que significa que no penalizarían a Mullaly) por no llegar hasta la fecha final de su contrato, pero desde Microsoft comenzó a haber un cierto baile de candidatos posibles, incluyendo el pronto desechado Stephen Elop, (que ya fue empleado de Microsoft antes de pasar a dirigir Nokia, cuya división de móviles fue adquirida por la empresa de redmond y, de hecho, se hizo público ese anuncio con un único día de diferencia respecto del abandono de Ballmer. Parecía una jugada maestra que podría aupar a Elop pero no tardaron en surgir dudas sobre su idoneidad, incluso se habló de que el propio Bill Gates volvería a convertirse en parte activa de la dirección de la empresa, aunque también más adelante llegó a conocerse incluso que Gates, en vista de la oposición frontal de parte de la junta directiva, optaría por abandonar completamente sus cargos directivos.

Ahora la lista de favoriti (por acudir a un símil vaticano) se circunscribiría al mencionado Elop, Tony Bates (actual vicepresidente ejecutivo de Microsoft) y Satya Nadella, responsable del área de la Nube y Empresas… descontando algún “tapado” que permanezca en las sombras, quizá auspiciado por algunas de las faciones que en el seno de Microsoft se disputan el poder.

vINQulo

Asociated Press

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor