Alcatel-Lucent cierra el pago con EEUU de 137 millones de dólares para acabar con el proceso penal por sobornos

Empresas

La compañía utilizó el soborno para hacerse con contratos en Kenia, Costa Rica y Taiwán.

Alcatel-Lucent acaba de asumir sus culpas y ha expiado con 137 millones de dólares sus pecados para que los reguladores estadounidenses no continúen con el proceso penal. Tres filiales de la compañía han confesado que son culpables de haber violado las regulaciones de la Foreign Corrupt Practices Act estadounidense.

La trama se remonta años atrás: durante ese período la compañía, a través de algunas de sus filiales, utilizaba el soborno para hacerse con contratos en “varios países”. El ex vicepresidente adjunto de Alcatel CIT para América Latina, Christian Sapsizian, ya fue declarado culpable por utilizar el soborno en Costa Rica, hace dos años,y la historia llevaba camino de repetirse.

La firma llegó a un acuerdo de pago a principios de año con la Justicia estadounidense para evitar ir a juicio: pagaría 137,4 millones de dólares (unos 101,7 millones de euros) y modificaría sus procedimientos internos para así no ir a juicio por la utilización de sobornos en Costa Rica, Taiwán y Kenia.

Alcatel-Lucent acaba de aceptar la multa impuesta. “Asumimos que los hechos han tenido lugar y los lamentamos”, señala en un comunicado Steve Reynolds, director jurídico de Alcatel Lucent. “Hemos puesta en marcha políticas y procedimientos destinados a evitar que este tipo de sucesos se repitan”, ha alertado, al tiempo que ha recordado que todo esto se produjo antes de la fusión de Alcatel (de la que eran filiales las afectadas) con Lucent y que ahora  son una empresa completamente diferente.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor