Alcatel-Lucent: escándalo en Francia por su colaboración con el régimen dictatorial birmano

Empresas

La firma se excusa señalando que la red desplegada ayudará en la llegada de la democracia, aunque la infraestructura sólo cubrirá a 700.000 abonados en un país de 41 millones de habitantes.

Y Alcatel-Lucent ha capitulado: tras el escándalo llegan las confesiones. Una investigación del canal francés de televisión Canal+ ha demostrado que la especialista en telecomunicaciones ha desarrollado redes en Birmania, a pesar del bloqueo internacional del país.
El país es una dictadura militar desde 1989, en la que la represión es especialmente elevada. Cualquier gesto contrario al régimen es duramente castigado y su principal opositora, y premio Nobel de la Paz., Aung San Suu Kyi, permanece bajo arrestro domiciliario desde mediados de los noventa.
La presión para hacer el vacío económico y político a la antigua colonia británica es muy elevado, por lo que las empresas que colaboran con el régimen o trabajan en el país se enfrentan a una dura critica internacional.
Alcatel-Lucent ha reconocido que creó una red de telecomunicaciones en Birmania aunque también ha apostillado que este tipo de infraestructuras “favorecen el desarrollo económico y contribuyen a la su evolución hacia la democracia”, tal y como recoge Le Monde. El desarrollo de la red se hizo a través de su filial Alcatel-Lucent Shanghaï Bell.
Aún así, la red sólo llega a 700.000 abonados (fijos y móviles confundidos) de los 41 millones de habitantes con los que cuenta el país.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor