Alemania finalmente no llevará a juicio a Google por los datos privados de Street View

EmpresasSeguridad

La acusación reconoce que la información había sido recogida por accidente, desde redes públicas y que no había mala intención, por lo que no vulneraba la legislación alemana.

Google recopiló información privada de redes WiFi públicas en 2010 y el dolor de cabeza de la privacidad le ha acompañado desde entonces. Sus coches Street View, pensados para recoger información pública de redes Wi Fi con la que elaborar mapas y callejeros, acabaron recogiendo información privada incluida también en esas redes, “un error involuntario” según declaró la compañía.

El peor escenario hubiera sido una demanda criminal contra la compañía a causa de este accidente, algo que no desestimó la Comisión Federal de Comercio en Estados Unidos pero que sí estuvo a punto de suceder en Hamburgo, Alemania. Allí los fiscales estuvieron dispuestos a llevar a juicio a los directivos de Google hasta hace apenas un mes.

Finalmente, nadie de la compañía necesitará reservar ningún vuelo porque los fiscales alemanes han declarado esta semana que no proseguirán con la acusación.

Según dijeron en declaraciones recogidas por el portal ZDNet, los abogados justificaron su marcha atrás en lo ya conocido: que la información había sido recogida por accidente, desde redes públicas, y que no había mala intención. Y que, por tanto, esta acción no violaba la legislación alemana.

Los países europeos tienen leyes de privacidad más estrictas que en Estados Unidos, y Alemania se encuentra a la cabeza de los más sensibles respecto a la violación de la privacidad de los ciudadanos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor