Qué tiene Alemania que tan bien le va en economía

Empresas

Alemania representa la economía más fuerte de Europa, con poco desempleo, a pesar de ser el país más poblado, y con una ubicación idónea para la implantación de nuevas compañías.

Especial desde Bonn, Alemania
Un país unificado hace tan sólo 20 años y una de las economías más sólidas del mundo. Es Alemania. La primera economía europea y el segundo exportador mundial (982.000 millones de euros  exportados en 2009) y el segundo país  con un mayor superávit comercial. Y, todo esto, a pesar de la crisis económica mundial que está haciendo mella en muchas de las economías europeas.

A finales de siglo XIX, Alemania comenzó a ser una economía fuerte, pero tras las dos guerras mundiales, el país quedó totalmente devastado. Tras la Segunda Guerra Mundial y después de muchos acuerdos y tratados, Alemania quedó dividida entre los países vencedores. La parte occidental o capitalista, dentro del contexto de la Guerra Fría, consiguió recuperarse tan rápidamente en tan sólo cinco años que en 1950 se acuñó el término ‘el milagro alemán’. Por miedo a que tras la Segunda Guerra sucediera lo mismo que tras la Primera y temiendo que pudieran retomar el poder grupos de extrema derecha, alegando a la salvación del país de la ruina, se desencadenó el Plan Marshall, promovido por Estados Unidos, que consiguió fortalecer en un lustro el mercado del país centroeuropeo.

A finales de los años 50 Alemania ya había conseguido ser uno de los primeros mercados mundiales, gracias a las medidas liberales promovidas por Estados Unidos, favoreciendo las industrias y las empresas, mezclado con la implantación de un ‘Estado del bienestar’, creando lo que los economistas denominaron ‘Economía Social de Mercado’, modelo que tomó un corte más liberal que social tras la caída del muro de Berlín.

Actualmente, Alemania ha conseguido sobrevivir a la crisis que tanto afecta a otros países europeos con una tasa de desempleo que no llega al 8%, de entre una población de unos 82 millones de personas, casi el doble que los habitantes de España. Las últimas previsiones del FMI adelantan una recuperación del mercado con un crecimiento de un 0,3% estimado para este año, mientras que el instituto Alemán de Economía Mundial avanza un crecimiento económico superior al 1,3%.
 
Como puntos fuertes de la economía alemana, Sonja Loth, Marketing & Business Development Manager EMEA de la consultora TBM, destaca la base de su economía, que tiene como “columna vertebral”, unos mercados sólidos, que se han visto poco afectados por la crisis. Así, según Loth, el mercado germano cuenta con “un porcentaje bastante considerable de líderes globales dentro de segmentos específicos que abarca cada vez mercados más crecientes e innovadores, como la biotecnología o las energías renovables, menos afectadas que los sectores tradicionales”, además de su enfoque en la producción y fabricación industrial en combinación con productos de alta calidad. Esa es la principal diferencia de las consecuencias de la crisis para España y de las consecuencias que la misma ha tenido en Alemania: España ha basado su crecimiento en un sector mucho más frágil que es el de la construcción y el cual fue la raíz del decrecimiento mundial.
 
Por otro lado, según Loth, la acción del gobierno de Angela Merkel para superar la crisis ha sido otro de los puntos clave para la situación actual del país, sobre todo, gracias a dos acciones que han hecho disminuir los efectos de la catástrofe económica mundial: la inversión en proyectos de infraestructura y educación y la inversión en presupuestos para modelos de trabajo a corto plazo, intentando así evitar despidos.


Aunque no todo iba a ser positivo. El mercado germano también tiene su lado oscuro. Por un lado, su alta dependencia en la exportación que hace al país más vulnerable a los cambios de los mercados internacionales, según la experta en mercado del grupo TAB, además de los altos costes laborales “en comparación con otros países de la Unión Europea”.
 
En un momento en que varios países en crecimiento como India, China o Brasil están arrasando en los mercados mundiales, basándose en su forma de producción a bajo coste que atrae a inversores internacionales, Alemania ha optado por la calidad y por la intromisión en mercados nuevos para conseguir mantener su posición de liderazgo.
 
El software alemán, el más fuerte del continente

Las cifras del sector TIC también se muestran positivas. En la economía alemana, según un informe del Instituto Valenciano de la exportación de este año 2010, los sectores tecnológico y científico son muy fuertes en el país. No es para menos, según un estudio del European Information Technology Observatory (EITO), la industria TIC alemana crece a un ritmo del, más o menos, 7% anual.

Gracias a Silicon Saxony, la ubicación con sede en Dresde que en su día fue creada con el propósito de convertirse en el Silicon Valley de Europa y al eje Berlín-Brandeburgo, Alemania cuenta con la empresa de software más fuerte del continente.  El emplace del país, en pleno centro de Europa y rodeado por una fuerte industria, una economía consolidada  y una importante infraestructura son los puntos clave para el desarrollo del sector TIC.

Sonja  Loth de TAB, consultora que lleva quince años trabajando en el mercado alemán, admite que este país centroeuropeo es un buen emplazamiento para abrir una nueva empresa TIC por la fuerza de algunas de sus regiones, pero reconoce que la mayoría de las empresas estadounidenses se decantan por el Reino Unido por cuestiones de lengua, y que las compañías internacionales van ven mucho atractivo en  Rusia y por el este europeo por cuestiones de coste. Reino Unido es el mercado más importante en Europa en cuanto al sector TIC, seguido por Alemania.

Según un informe hecho por ‘Germany Trade and Invest’, el sector TIC mueve anualmente en Alemania unos 135.000 millones de euros y da empleo a 800.000 personas, lo que hace que, según el mencionado estudio, las tecnologías de la comunicaciones sean uno de los motores del crecimiento de la economía alemana. El país sajón cuenta con 72.000 compañías en activo dentro del sector.

El BITKOM (Asociación Alemana de las Tecnologías de la Información, Telecomunicaciones y Nuevos Medios) es una asociación alemana que abarca más de 1.350 compañías, y que tiene como objetivo optimizar el marco político y económico de la industria TIC, trabajando conjuntamente con el gobierno, los ministerios, el parlamento y los partidos políticos. Otro de sus objetivos es ser una plataforma de contacto entre las diferentes empresas y otros agentes del sector, organizando diferentes tipos de eventos a lo largo del año.

BITKOM es socio de la actual AMETIC, la patronal creada tras la fusión de ASIMELEC y AETIC. En la feria CeBit, uno de los acontecimientos que cada año acoge en país germano en la ciudad de Hannover, ambas patronales anunciaron su intención de cooperar durante este año. De dicha cooperación se espera que se publique un informe a finales de año acerca del mercado TIC en ambos países y ha tenido como objetivo durante este año, crear contacto entre PYMEs españolas y alemanas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor