La alfombra roja de la película de Facebook: ¿oportunidad o infierno para la compañía?

Empresas

The Social Network se estrena en un festival de cine: Facebook podría enfrentarse a un nuevo agujero negro en imagen corporativa o sumar glamour made in Hollywood a su historia.

Hoy arranca en Nueva York el festival de cine New York Film Festival, que abrirá la película más esperada de la industria de la nuevas tecnologías, The Social Network. En una semana estará en los cines de todo Estados Unidos y la pesadilla de Mark Zuckerberg tomará nombre de estreno.

La gran crisis de imagen corporativa de Facebook podría llegar en la sesión de tarde. A principios de verano, la compañía y sobre todo su CEO, Mark Zuckerberg, se vieron arrastrados a un infierno corporativo tras varios errores en privacidad y sobre todo tras la intervención desastrosa de Zuckerberg en las conferencias del prestigioso medio All Thing’s Digital.

Inseguro y tan sudoroso que tuvo que sacarse la sudadera, los analistas se llevaron las manos a la cabeza ante semejante error de principiante. El mercado empezó a especular con la inminente salida de Zuckerberg de la dirección de la firma, para dejar paso a un CEO outsider como hicieron los fundadores de Google, Sergey Brin y Larry Page, con Eric Schmidt.

El segundo asalto podría ser esta película, que algunos incluso han llegado a ver con posibilidades de Óscar y con una cuidada estrategia de comunicación, magistralmente planteada, que la ha puesto en boca de todos. En el mundillo, muchos desean verla y las desgracias de Zuckerberg se han convertido en el culebrón fascinante que le faltaba a la casi siempre anódina plana mayor de la industria tech.

Facebook tiene que lanzarse al asalto. El libro en el que está basada la historia, The accidental billiones, de Ben Mezrich, ya fue desdeñado por la compañía. “Bez Mezrich aspira obviamente a ser la Jackie Collins o la Danielle Steel de Silicon Valley”, acusaba tras la aparición del texto Elliot Schrage, máximo responsable de comunicación de Facebook tras la salida del libro, como ahora recoge The Wall Street Journal. Según el Journal, mientras la película seguía su camino hacia los cines, los trabajadores de Facebook trabajaron entre bambalinas para conseguir imponer una historia corporativa alternativa y más amable.

Para la película incluso llegaron a colaborar, al menos uno de sus directivos, ofreciendo un perfil oficial de Mark Zuckerberg e información sobre algunos de los procesos tecnológicos, según apuntan al diario económico neoyorkino. De hecho, el responsable de comunicación y la COO de Facebook, Sheryl Sandberg, ya han visto la película. Zuckerberg, por lo que se sabe, no.

La clave está en saber volver hacia lo positivo el impacto de la película. Jessi Hempel, de Fortune, ha llegado incluso a tachar la película como “lo mejor que le pasó a Facebook desde que tu madre se hizo cuenta”, ya que aporta a la compañía un mito generacional… con el glamour y el romance de Hollywood.
Facebook podría estar a punto de salir a bolsa, según el buzz de mercado más recurrente. ¿Podría afectar la película a la imagen seria de la compañía? O quizás acabe por consolidar el aspecto definitivamente cool del producto. Sea lo que sea, la empresa tendrá que ser rápida y hacer algo al respecto.
Foto Sony Pictures

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor