“Algunos CIOs ven a IPv6 más como un coste que como un beneficio, pero no es algo opcional”

Empresas

Desde Cisco alertan de la necesidad de que empresas, Administraciones, fabricantes e ISPs den pasos para soportar ya IPv6.

El 6 se junio fue un día histórico en internet. Fue la bienvenida oficial a una nueva era, al protocolo IPv6. Se ha tratado de un paso obligado, una transición forzada; el protocolo IPv4 se había quedado pequeño.

Pilar Santamaría, directora de Desarrollo de Negocio para Borderless Networks en la región Sur de Europa de Cisco, ha analizado para Silicon News las implicaciones de la adopción de este nuevo protocolo y los beneficios que aportará a las empresas esta “migración ineludible”.

– La semana pasada dimos la bienvenida oficial a IPv6. ¿Cuándo se generalizará su uso y podrá hablarse del fin de la migración?

El 6 de junio de 2012 ha sido un día histórico en la evolución de Internet porque más de 2.500 proveedores de contenido web, 50 operadoras de telecomunicaciones y múltiples fabricantes de equipos de networking se han comprometido a soportar por defecto e indefinidamente el protocolo IPv6 en sus productos, páginas web y servicios on line.

Pero aunque esto signifique que una gran cantidad de tráfico corra ya sobre IPv6 y que muchos dispositivos sean compatibles por defecto, es necesario que el resto de empresas, Administraciones, fabricantes e ISPs hagan lo mismo. No obstante, la región de Asia-Pacífico ya se ha quedado sin direcciones IP corriendo sobre IPv4, algo que sucederá previsiblemente en Europa en julio de 2012 y en Norteamérica en abril de 2013. En este caso, para conectar nuevos dispositivos y usuarios a Internet deberán correr sobre IPv6, mientras las direcciones ya asignadas con IPv4 mantendrán la compatibilidad con ambos protocolos durante el período de transición.

– Se habla de que la transición es inevitable. La clave ya no es adaptarse o no, sino plantearse cuándo y cómo. ¿Qué estrategia recomienda seguir en este sentido y qué beneficios puede reportar?

En el caso de empresas (como proveedores de páginas web corporativas), Administraciones (como proveedores de servicios on line) e ISPs, Cisco recomienda actuar ya. Para ayudarles, contamos con soluciones y servicios que permiten evaluar la compatibilidad de productos, la provisión de direcciones IP y su gestión, las políticas de routing, seguridad y virtualización, así como el diseño de infraestructura necesario para migrar paulatinamente a IPv6 con éxito mediante un plan que incluye tres etapas: preservar las inversiones realizadas en infraestructuras IPv4; prepararse para una suave transición incremental mediante servicios y tecnologías compatibles con IPv4 e IPv6: avanzar en la transición definitiva hacia una base global de clientes, partners, organismos y países que operan con IPv6 y disfrutar de las nuevas aplicaciones y servicios de vídeo, movilidad, gestión de la energía, Cloud y redes de sensores conectados a Internet que impulsan la productividad y la innovación.

– Algunas prestaciones de IPv6 requieren nuevos dispositivos, software y nuevos modelos empresariales. Hablamos por tanto una gran inversión. Atendiendo al entorno económico… ¿Es este un inconveniente para su adopción?

Para garantizar la conectividad de ciertos dispositivos habrá que actualizar algunos equipos -principalmente los routers- y revisar algunos principios de red como el encaminamiento, los DNS o la calidad de servicio. Por tanto, es importante migrar a una plataforma de routing capaz de desplegar las aplicaciones que permitirá IPv6, para así poder beneficiarse de esta transición. La plataforma debe ser multi-servicio y estar preparada para aplicaciones web 3.0, pero se pueden aprovechar muchas de las inversiones ya realizadas.

Es cierto que algunos CIOs ven a IPv6 más como un coste que como un beneficio, pero no se trata de algo opcional, ya que la migración es ineludible. Por ende, les recomendamos analizar la situación cautelosamente y hacerlo ya con el fin de no atravesar dificultades fácilmente evitables, y en este proceso los suministradores debemos contribuir al máximo en la difusión de IPv6 y ayudar en la transición como aliados tecnológicos.

Cisco lleva desarrollando soluciones adaptadas a este protocolo desde su creación, en 1996. Ya entonces se preveía que durante la primera década del siglo XXI internet iba a ser “demasiado grande”. ¿Se atreve a vaticinar cuándo quedará pequeño este protocolo?

Cisco ha estado involucrada en el desarrollo y soporte de IPv6 desde su concepción en 1996, de forma que un tercio de todas las propuestas RFC (Peticiones de Comentarios) para IPv6 han sido creadas por la compañía. También llevamos varios años ayudando a los ISPs, empresas y otros organismos en la migración paulatina a IPv6, como es el caso del Ministerio de Industria en España.

IPv4 puede soportar un máximo de 4.300 millones de direcciones IP, mientras IPv6 permite una asignación de direcciones casi ilimitada (340 sextillones) para cada persona y dispositivo del planeta. Teniendo en cuenta que según el último Informe Cisco VNI en 2016 la Red será cuatro veces más grande (el tráfico IP global se habrá multiplicado por cuatro hasta los 1,3 Zettabytes) y habrá 3.400 millones de usuarios de Internet y 19.000 millones de dispositivos conectados, el protocolo IPv6 puede asignar direcciones IP prácticamente de forma ilimitada. Los analistas comparan el número de direcciones disponibles con el número total de gotas de agua en la Tierra.

Foto ENISE

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor