Alierta está en tiempo de espera para despedir a Urdangarín

EmpresasOperadoresRedes

“Si la Casa del Rey pidió a Telefónica que contratase a Urdangarín, también tiene que ser la Casa del Rey la que le diga cuándo debe destituirlo”, señalan fuentes cercanas a la cúpula de la teleco.

Mientras la casa real ha condenado ya al ostracismo a Iñaki Urdangarín, el duque de Palma, investigado por el caso Palma Arena, Telefónica lo mantiene en su puesto de alta dirección en Estados Unidos. César Alierta, el presidente de Telefónica, está esperando, según ElConfidencial.com, el visto bueno del rey para poder cesar al duque en su puesto.

Urdagarín habría sido colocado en Telefónica, según filtraciones anteriores del mismo medio, tras habérselo pedido el rey al propio Alierta. “Si la Casa del Rey pidió a Telefónica que contratase a Urdangarín y lo enviase a Washington, también tiene que ser la Casa del Rey la que le diga a Telefónica cuándo debe destituirlo”, explican fuentes cercanas a la cúpula de Telefónica a ElConfidencial.com. “”La compañía no fichó libremente a Urdangarín; fue una decisión política, una cuestión de Estado”, añade la misma fuente.

La compañía teme, según el medio, el impacto que la situación de Urdangarín pueda tener en la imagen de la firma.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor