Alierta, libre en el caso Tabacalera por prescripción de delito

Empresas

El Tribunal Supremo acaba de cerrar el caso sin pena para César Alierta o su sobrino, porque el delito había prescrito cuando se presentó la demanda.

César Alierta acaba de ser absuelto en el caso Tabacalera, uno de los últimos culebrones judiciales en los que se han visto los altos directivos españoles en los últimos años.

El directivo había sido acusado de utilizar de forma irregular información privilegiada durante un proceso de compra-venta de acciones Tabacalera justo antes de que la compra de Havatampa hiciese subir el valor de las mismas. Estaban acusados tanto él como su mujer, Ana Cristina Placer, y su sobrino, Luis Javier Placer. La causa contra Ana Cristina Placer se archivó en 2008, pero aún seguían abiertas las diligencias contra Alierta y su sobrino, dando todavía no por cerrada la cronología del caso. Alierta y su sobrino ganaron con la operación 1,89 millones de euros.

El Supremo ha aceptado que se ha cometido un delito, pero lo ha considerado básico y por tanto ha considerado que ya había prescrito cuando en 2002 (el proceso de compra-venta de acciones fue en 1997) se presentó la denuncia, como recoge EP. Los delitos de esa magnitud prescriben a los cinco años.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor