Almacenamiento privado en la nube: todo lo que necesitas saber

CloudDatos y AlmacenamientoEmpresasSoftwareStart-Up
almacenamiento cloud

El cloud computing no puede aplicarse a todas las empresas. Pero, ¿y la informática privada en la nube?, estas son 9 premisas que las empresas deberían tener en cuenta.

Cada vez más compañías están construyéndose su propia infraestructura para aprovecharse del almacenamiento y los recursos informáticos que ofrece la nube sin sufrir los riesgos y las vulnerabilidades de los modelos de cloud computing desarrollados por empresas Web 2.0 como Amazon, Google y Salesforce.com. Sajai Krishnan, consejero delegado de ParaScale, nos ofrece nueve consejos que deberíamos tener en cuenta a la hora de considerar construir una nube privada.

  1. La informática en la nube privada puede estar formada por aplicaciones bajo demanda, por almacenamiento o por las dos… no importa.
  2. Puede basarse en Internet o en una Intranet… no importa.
  3. Es fácilmente escalable. Los nodos de almacenamiento extra pueden normalmente conectarse de forma sencilla al sistema.
  4. La tecnología que la sustenta consiste esencialmente en elementos de uso cotidiano como servidores, matrices de almacenamiento y controladores de datos.
  5. Puedes comprar o alquilar almacenamiento en la nube, o las dos cosas. El almacenamiento en la nube no consiste sólo en mandar tus archivos a través de Internet. Alquilar almacenamiento (nube pública) o comprar almacenamiento (nube privada dentro de tu cortafuegos) son opciones no muy diferentes a las de comprar o alquilar un coche.
  6. El almacenamiento en la nube tiene que ver con el almacenamiento en grandes cantidades, no con aplicaciones transaccionales. Tiene que ver con los datos que necesitan estar accesibles sólo de manera ocasional, o tal vez nunca.
  7. Puedes empezar con una pequeña nube y escalarla según tus necesidades. No tienes que tener el tamaño de Amazon para darte cuenta de los beneficios del almacenamiento en cloud. La ley de Moore es tu amiga; ahorras más cuando construyes tu almacenamiento en la nube con unos pocos servidores o con cientos. Puedes empezar fácilmente una nube de almacenamiento con una configuración de entre tres y cincos servidores. Los proveedores de servicio pueden construir distintos tipos de nube con cientos, en vez de miles de nodos, y esto proporciona servicios muy diferentes. Los proveedores de servicio podrían albergar una nube separada para el cliente empresarial en un centro compartido, lo que resultaría más económico y seguro.
  8. Las clouds de almacenamiento pueden adaptarse a usos específicos. Cuando la gente piensa en Amazon S3, ven sólo un tipo de nube. Al comprar distintos servidores (CPU, memoria y discos duros), puedes cambiar las características de rendimiento de tu nube. Puedes tener varias nubes adaptadas para la archivística y hacer que sea muy rentable, o puedes adaptarlas para rendimiento streaming multimedia. Esto último, por su propia naturaleza, tendrá un funcionamiento y un mantenimiento más costoso. Los proveedores de servicio pueden construir ahora distintos tipos de nubes y ofrecer distintos tipos de servicios.
  9. Las nubes han sido diseñadas para autogestionarse. Por la forma en la que ha sido diseñada, una cloud no puede funcionar si necesita mucha supervisión TI. La automatización es un elemento fundamental en la jerarquización, almacenamiento y en otros factores similares.
Autor:
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor