Amazon compra por 970 millones el servicio de streaming de videojuegos Twitch

Software

De manera inesperada la empresa fundada por Jeff Bezos ha adquirido el famoso portal de streaming de videojuegos que, por cierto, a comienzos de año se rumoreaba que iba a ser comprado por YouTube. Con este movimiento Amazon parece consolidar su posición como proveedor de contenidos multimedia y audiovisuales. Twitch permite ver partidas de videojuegos protagonizadas por los más hábiles y famosos usuarios. El pasado mes de julio tuvo más de 55 millones de espectadores mensuales únicos.

Si bien parece que los videojuegos están destinados a ser disfrutados de forma activa hay muchos individuos que muestran su interés por ser espectadores pasivos, bien porque no dominan los títulos con la maestría de quienes protagonizan con sus partidas los canales de Twitch, bien porque contemplando cómo los maestros juegan aprenderán ellos mismos a hacerlo.

La cuestión es que desde hace ya algún tiempo Twitch se ha convertido en la plataforma mundial de referencia en la difusión de vídeos de partidas de videojuegos, con miles de minutos de partidas grabadas en vídeo que suben cada mes a los servidores. Sin duda una audiencia atractiva para la mayor tienda online, Amazon, que además de público obtiene un mercado potencial muy jugoso para los videojuegos y demás artículos que comercializa y que quedarían a disposición de esta consolidada comunidad. Desde Amazon se ha expresado el deseo de que esta adquisición contribuya a un mayor crecimiento de la comunidad de fieles seguidores de Twitch al mismo tiempo que se adivina un nada disimulado interés por posicionarse frente a YouTube y Netflix en la batalla de los contenidos a través de Internet.

Desde Twitch se afirma que en principio todo permanece igual en dicha plataforma, desde la marca y las oficinas hasta los empleados, mientras se valora la sin duda importante labor que con el apoyo de Amazon queda por delante para potenciar su base de usuarios, tanto de quienes suben fragmentos en vídeo de sus partidas hasta quienes las “emiten” en straming pasando por las decenas de millones de de espectadores de tales contenidos, que son sin lugar a dudas el verdadero reclamo para Amazon.

La adquisición, valorada en 970 millones, puede compararse a la compra de Instagram por parte de Facebook el pasado año por una cantidad similar. En ambos casos se trataba de servicios consolidados con una amplia base de usuarios y que (al menos en el caso de la red social fotográfica) mantienen su propia identidad.

vINQulo

BBC

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor