El vicepresidente de Amazon dice que el fracaso del Fire Phone fue por su precio

Movilidad
0 0 No hay comentarios

Algunos pensaron que la todopoderosa Amazon podría llegar a revolucionar el sector tecnológico y/o el de ventas si a sus exitosos tablets Kindle Fire se les sumase un teléfono móvil completamente integrado en el ecosistema de la empresa fundada por Jeff Bezos. No ha sido así y aunque el Fire Phone no despertó precisamente entusiasmo cuando fue presentado, el vicepresidente de la empresa piensa que el problema estuvo en el precio.

Con bastantes defensores y unos pocos detractores, los lectores de libros electrónicos de Amazon constituyen hoy día una apuesta por la calidad que además no supone un desembolso económico gravoso para el bolsillo.

Siguiendo una tónica similar la familia de tablets Kindle Fire también mantiene unos precios muy ajustados pero quizá en el Smartphone de Amazon no estuvieron tan acertados a la hora de ajustar este importante detalle.

De hecho el error ha costado a Amazon 170 millones de dólares en unidades de Fire Phone que no se han vendido. Y todo ello a pesar de algunas características novedosas como las múltiples cámaras situadas en torno a la pantalla que permitían generar un efecto tridimensional en las imágenes sin necesidad de que el usuario emplee gafas 3D, o la integración con la tienda Amazon que permite identificar productos con tan solo fotografiarlos.

David Limp, vicepresidente de la división de dispositivos de Amazon, ha reconocido en una reciente entrevista a la revista Fortune que en su empresa “no acertamos al fijar el precio“, entonando también un mea culpa al mencionar que probablemente se generaron unas grandes expectativas que pudieron no ser correspondidas con el producto final.

Amazon lanzó el Fire Phone a un precio de $200, lo que no es una cantidad elevada para un terminal de sus prestaciones pero desde luego en el competitivo mercado estadounidense al que prioritariamente se dirigía, no es un precio excesivamente atractivo para un gran segmento de los posibles clientes. De hecho no tardó en venderse a $0,99 con contrato, pero en ese caso habría que entrar a valorar otro aspecto para explicar su escaso éxito, y esto tiene que ver con las quejas de muchos usuarios que han mostrado su descontento con la experiencia de uso así como las menciones a escasa vida de la batería, sobrecalentamiento del terminal, interfaz de usuario manifiestamente mejorable y por último pero no por ello menos importante, el problema habitual del ecosistema de Amazon (que se basa en Android pero no permite instalar todas las aplicaciones disponibles para el SO de Google): la falta de aplicaciones propias.

Podríamos concluir que probablemente el precio fue un factor decisivo pero no el único. Ni probablemente el más importante.

vINQulo

Cnet

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor