Contienda entre Amazon y Hachette por el beneficio de sus libros

Empresas

El gigante del ecommerce detiene en su sitio en EE.UU los pedidos de los nuevos títulos del grupo editorial.

La encrucijada entre Amazon y los editores tiene ahora nombre propio, la editorial Hachette.

Amazon ha admitido que está restringiendo las ventas de libros del grupo por una disputa contractual en cuanto a precios y ha defendido las restricciones como una táctica de negociación legítima.

La portavoz de Hachette, Sophie Cottrell, ha manifestado que el editor está haciendo todo lo posible por llegar a una solución en la disputa, tal y como recoge The Register.

“Es una situación que afecta a nuestros autores y sus obras y buscamos preservar nuestra capacidad para sobrevivir y prosperar como una compañía fuerte y centrada en las publicaciones de autor”, ha explicado la directiva.

El gigante del ecommerce ha dejado de tomar pedidos de los nuevos títulos de la editorial y ha rebajado sus publicaciones en su sitio en EE.UU. Con ello, se ha enfrentado a las críticas por parte de los usuarios, autores y editoriales en el país.

Amazon ha afirmado que ha sido incapaz de llegar a “un acuerdo mutuamente aceptable” con Hachette. Aunque el sitio está restringiendo las ventas de libros físicos, trata de negociar a lo grande el beneficio que obtiene de los libros electrónicos.

Los editores actualmente constituyen el 75% del precio de una novela digital y Amazon quiere una mayor parte del pastel.

A la compañía estadounidense se le ha criticado por las prácticas empresariales de “mano dura” en el mercado de los ebooks y se le acusa de ser un mal gigante de Internet que destruye librerías y editores.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor