Amazon negocia hacerse con 20 aviones de carga para mejorar sus envíos

Innovación

El destino de Amazon como empresa logística está más claro cada día que pasa. Sin que aún esté a la vista el día en que su flotilla de drones nos deje los paquetes en la ventana por el momento los cielos sí se van a ver surcados por una flotilla que inicialmente alcanzaría una veintena de aviones de carga con los que mejorar los envíos nacionales e internacionales.

Se trataría de un arrendamiento que se suscribiría sobre 20 aviones de carga Boeing 767 con los que Amazon reemplazaría el transporte que actualmente efectúa de sus envíos a través de FedEx o UPS, que disponen de flota propia de aeronaves.

Inicialmente se sabe que la disposición de estos 20 aviones se ciñe a la actual campaña navideña, en la que está teniendo algunos problemas de retraso con los envíos precisamente por tener que valerse de aviones pertenecientes a otras empresas. Disponiendo de sus propias aeronaves aumentaría el control sobre el proceso.

Por el momento es difícil afirmar si la iniciativa se prolongará más allá de este intenso período de compras pero hace ya algún tiempo que Amazon no oculta su voluntad de convertirse en un operador logístico con todo lo que ello comporta en cuanto a ampliación de estructuras de reparto, disminución de costes y estrechamiento de los controles, elementos todos ellos que se conjugan en hacerse cargo de todo el proceso de envío en lugar de subcontratar o externalizar, como sucede en la actualidad.

De hecho meses atrás se supo que Amazon habría iniciado en Ohio las pruebas sobre una red propia de transporte aéreo además de haber encargado a una firma especializada en contrataciones de alto nivel la búsqueda de un ejecutivo idóneo para el área de logística. Tampoco hace mucho que Amazon ha adquirido recientemente una cantidad notable de camiones a los que ha rotulado con su propia marca a fin de mejorar el reparto a domicilio por lo que quedan pocas dudas acerca de las intenciones de la empresa fundada por Jeff Bezos.

Por último, destacar que el arrendamiento de un 767 nuevo cuesta aproximadamente $600.000 al mes mientras que uno usado $300.000 de manera que si sólo se va a tratar de un refuerzo puntual de campaña navideña durante un par de semanas podríamos hablar de un coste de de entre 3 y 6 millones de dólares, calderilla para Amazon.

vINQulo

The Seattle Times

 

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor