Amazon pone a prueba la paciencia de Wall Street

Empresas

La reserva de datos sobre las ventas de Kindle hace desconfiar a los analistas, que señalan que la tendencia puede enfriarse

Los analistas de Wall Street siguen sorprendidos por las informaciones que llegan desde Amazon, pero quieren datos, cifras exactas, para seguir dando credibilidad a sus palabras sobre las ventas del Kindle.
Y es que Amazon lleva varias semanas anunciando que su lector de e-books ha sido top de ventas, el artículo más comprado en su historia, recordando que ya ha vendido más libros electrónicos para Kindle que libros en papel estas navidades…
Y todos esos anuncios han supuesto un espaldarazo para las acciones de la compañía, que han ido subiendo y subiendo durante el frío diciembre.
Sin embargo, la empresa no ha dado cifras oficiales de venta, ni se sabe cuántos Kindle se han vendido realmente ni cuánto ha supuesto esa venta para las arcas de Amazon, que considera “secretas” esas cifras ya que la compañía, por política empresarial, asegura que no desglosa cifras.
Tanto secretismo está haciendo dudar a algunos analistas americanos, que señalan que podría estar vendiéndose humo, y emplazan a la entrada de nuevos actores en el mercado -nuevos fabricantes lanzarán sus e-book durante 2010- para ver cómo se desarrolla el mercado.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor