Amazon quiere que se establezca una zona con reserva de tráfico aéreo exclusivo para drones

Innovación

Parece una propuesta razonable: reservar una parte del espacio aéreo únicamente para que lo transiten los drones de manera que el reparto mediante estos dispositivos voladores manejados por control remoto no interfiera (ni se vea interferido) por otros ingenios voladores. La regulación de este sector parece cada vez más completa, lo que supone que podemos estar algo más cerca del momento en que se convierta en cotidiano ver drones mensajeros volar sobre nuestras cabezas.

Amazon continúa con sus planes para disponer de una flota de drones encargados de repartir los envíos a los clientes de la tienda online y en ese sentido debe entenderse la petición lanzada durante una convención en California por el vicepresidente de proyectos de Amazon Prime Air, el germen de la división de reparto aéreo mediante drones de Amazon.

Se trataría, según Gur Kimchi, de reservar una parte del espacio aéreo para el tránsito de los drones comerciales. Sería la franja entre los 60 y los 120 metros de altura, dejando un espacio de 30 metros como distancia de seguridad entre drones a fin de evitar posibles colisiones entre ellos.

Por debajo de esa franja podrían circular drones como los que manejan los aficionados al radiocontrol, menos sofisticados y sobre todo menos potentes y dotados de fines recreativos y de ocio, no comerciales. Por encima quedaría un espacio aéreo reservado para drones comerciales que, entre otras cosas, tendría que disponer de su propio sistema de control de tráfico, como sucede con los aviones.

vINQulo

CNN

 

 

 

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor