América Latina suspende en Ciencia

Empresas

“Si los científicos latinoamericanos no se exponen a los últimos avances científicos, corren el riesgo de reinventar la rueda”, indicó para un artículo de la BBC el doctor Facundo Fernández, formado en la Universidad de Buenos Aires y ahora profesor en Estados Unidos.

Esta opinión parece corroborar los fríos datos que reflejan la gravedad de la situación por la falta de políticas que impulsen el sector científico. Latinoamérica es la región del mundo junto a África que menos invierte en I+D y ninguno de sus países destina más del 1% de su producto interior bruto a la Investigación y Desarrollo.

Según un estudio de la UNESCO, Latinoamérica representa un 2% de la inversión mundial en I+D, muy por detrás de Norteamérica (39%), Europa (31%) y Asia (26%). Además “la inversión del sector privado es inferior al sector público, lo que no ocurre en otros países industrializados”, dicen.

_44834817_cien203a.jpg

El artículo de la BBC establece que la falta de políticas científicas ha conducido a “una fuga de cerebros”. Además “al dilema del exilio se suma el del regreso” con estrategias que no favorecen la vuelta de talentos. Los científicos latinoamericanos se encuentran así un camino lleno de dificultades por falta de infraestructura y dilemas en la especialización.

Por si fuera poco la competencia por el dominio del conocimiento es brutal como afirma Pablo Kreimer, director del Instituto de Estudios sobre la Ciencia y la Tecnología en Argentina: “En instituciones europeas y estadounidenses se intenta reclutar a los investigadores mejor formados de países en desarrollo, a quienes luego se les ayuda a financiar sus propios laboratorios para que participen en programas internacionales de investigación” y no a resolver problemas locales y concretos que interesan menos a la comunidad científica internacional impidiendo el regreso.

No es un consuelo para nuestros lectores latinoamericanos, pero según las últimas estimaciones España tampoco es un ejemplo de relevancia con un I+D en 2006 del 1,18% del PIB y una inversión privada que parece estancada, aunque hay que destacar la inversión del sector público con un aumento medio anual del 15,3% entre 2000 y 2006.

Con la inversión actual y la crisis económica que nos golpea, Europa tampoco será capaz de alcanzar el 3% de I+D del PIB en 2010, un objetivo que se considera necesario para competir con Estados Unidos y países emergentes como China e India.

vINQulos
BBC

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor