AMETIC insta a las empresas a transformarse; es una cuestión de supervivencia

EmpresasGestión EmpresarialInnovación

La Patronal publica un informe que alerta sobre el impacto económico negativo de no invertir en transformación digital.

La transformación digital no tiene que ver sólo con invertir en tecnología e implementarla.

Se trata de una cuestión de reinvención y cambio cultural. Así, cuando hablamos de ella no debemos verla como una estrategia para ganar competitividad sino como algo imprescindible para la supervivencia.

Y no se trata de literatura. Es una reflexión que bebe de la realidad.

El informe sobre Transformación Digital: Visión y Propuesta de AMETIC, que ha elaborado la patronal no deja lugar a dudas: en los últimos años las economías que más han prosperado son las que más han apostado por las nuevas tecnologías y la economía digital.

Así lo sostiene también el prestigioso World Economic Forum: hay una relación directa entre inversión en digitalización, aumento del PIC y descenso del paro.

En la práctica, unas políticas adecuadas sobre digitalización en 2025 podrían dar como resultado una inyección de 2,5 billones de euros en la economía europea, el descenso de los costes de Administración del 20% y un aumento de la productividad del 20%.

En el caso concreto de España el nivel de digitalización es pobre, alerta AMETIC. De hecho, hay un desfase importante entre la posición que nuestro país ocupa en el ranking de las principales economías (el puesto 14) con respecto al que ocupa en el ranking de digitalización (el 35).

Desde la patronal TIC animan a entidades públicas a impulsar los sectores relacionados con las tecnologías, a facilitar la adopción de tecnologías en las empresas, a apostar por la Administración electrónica y los perfiles científicos y técnicos y a impulsar la Agenda Digital para España, algo más rezagada en su adopción que en el resto de países europeos.

Algunas claves para conseguir los objetivos citados pasan por crear un marco legislativo y regulatorio adaptado a la nueva realidad, una cultura digital en las empresas que impulse el cambio desde arriba, fomenten la participación de los empleados, promuevan el talento digital, diseñen sistemas de métricas digitales y creen ecosistemas de innovación.

Los principales enemigos de la transformación digital, dice AMETIC en su informe, son la resistencia al cambio, la falta de liderazgo y los conocimientos técnicos y las reticencias a invertir en nuevas tendencias, que van necesariamente unidas a la tecnología.

Y es que la inversión en redes de nueva generación, en tecnologías Cloud, en analítica y gestión de datos y en soluciones de automatización y robótica son algunos de los atajos en el camino hacia la exitosa transformación.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor