Análisis: Fin de ciclo para el BI

Empresas

IBM da un giro a su política con la compra de Cognos para mejorar su estrategia de información bajo demanda y para responder a Oracle, Microsoft y SAP.

Tras varios meses de especulaciones, los rumores sobre una posible compra de la compañía de Business Intelligence (BI) Cognos por parte de IBM se confirmaban hace escasamente una semana, como ya informó Silicon News.
La transacción -valorada en cerca de 5.000 millones de dólares-, supone la adquisición número 23 que IBM realiza con el fin de completar su estrategia de gestión de la información bajo demanda (Infomation On Demand).
Así lo mostraba el primer comunicado sobre la operación, afirmando que el Gigante Azul obtiene una ‘suite’ de productos pensada para integrarse en su aproximación hacia un modelo orientado hacia los servicios: el de la información como servicio.
Y dado que los clientes demandan cada vez con más fuerza soluciones que faciliten la toma de decisiones en tiempo real, los cuadros de mando de Cognos para gestionar el rendimiento de los procesos de negocio encajan perfectamente con esta visión.

De origen canadiense, Cognos es conocida por sus soluciones destinadas al análisis de grandes cantidades de datos en todo tipo de entidades. Al integrarse con otras líneas de negocio de IBM -su base de datos DB2 y Ascential como software de integración-, se cubre para el cliente el flujo completo de control y gestión de la información corporativa: desde la entrada del dato hasta su integración y posterior análisis.

Consolidación inevitable

La compra de Cognos supone también un paso muy importante -quizá el definitivo-, en la acelerada carrera de consolidación que vive el segmento de Business Intelligence. Y es que los tres mayores fabricantes de software BI que cotizaban en Bolsa han sido adquiridos durante 2007.
A comienzos de año, Oracle anunciaba la compra de Hyperion por un montante de 3.300 millones de dólares, y el pasado mes de octubre SAP hacía lo propio con Business Objects mediante una oferta que superaba los 6.800 millones de dólares.
Se trata de cantidades elevadas, aunque según las principales consultoras la tarta a repartir en el mercado de Business Intelligence aumenta progresivamente. Según los datos de AMR Research, este negocio generará 23.800 millones de dólares para finales de año, un 3,6 por ciento más que en 2006.

Tras la compra de estos tres grandes del BI, quedan otras compañías que aún conservan el estatus de independiente, como Information Builders o MicroStrategy, sin olvidar SAS Institute; esta última cuenta con un tamaño considerable en términos de facturación, usuarios y presencia internacional, pero que quizá no ha sido objetivo de compra al no cotizar en el mercado de valores.

Por otra parte, algunas firmas analistas han comentado que la adquisición de Cognos por parte de IBM y la de Business Objects por parte de SAP constituyen movimientos de carácter defensivo.
Aunque ambos gigantes del software han afirmado repetidamente que su intención en Business Intelligence era crecer de forma orgánica o mediante pequeñas compras, estas dos operaciones podrían responder a la competencia de Oracle y Microsoft.
Mientras el primero cuenta con Hyperion y la parte analítica de Siebel para reforzar su ‘portfolio’ BI, Microsoft sigue apostando por su propia ‘suite’ PerformancePoint Server y otras adquiridas, como es el caso de ProClarity.

 
Cuestiones de mercado

No obstante, IBM rechaza que la compra de Cognos sea defensiva, considerándola como una respuesta a cambios en el mercado y a una larga relación fructífera entre las dos empresas, dado que Cognos ingresa alrededor de 1.000 millones de dólares anuales y la mayor parte procede del ámbito de los servicios.
En este sentido, se presentan algunas cuestiones importantes para los futuros usuarios de Cognos. Quizá la más relevante sea cómo piensa IBM actuar frente a clientes del software de BI que no operan con DB2 como base de datos, sino con Oracle o SQL Server de Microsoft.


Igualmente, está por ver cómo será la relación comercial entre IBM, Cognos y su actual ecosistema de partners. Así por ejemplo, IBM mantiene una estupenda relación con Business Objects, próximamente en manos de SAP.
 
Por contra, IBM puede ofrecer a los usuarios de Cognos mayores recursos en cuanto a servicio y soporte, siendo cierto también que no existe apenas solapamiento entre Cognos y la oferta de soluciones BI del Gigante Azul.
Finalmente, cabe comentar que la estrategia de IBM en cuanto al mercado de aplicaciones podría dar un giro de 180 grados. Aunque al parecer la compañía no está interesada en impulsar este segmento, podría cambiar ahora que se enfrenta a Oracle, SAP y Microsoft en el apartado BI o de aplicaciones para optimizar el rendimiento de los negocios. Lotus Notes y WebSphere son conocidas aplicaciones relacionadas con el rendimiento de las corporaciones, pero coinciden más con criterios tecnológicos que con una visión de aplicativo puro. Otra cosa sería el interés de IBM por adquirir alguna otra solución enmarcada en segmentos como el ERP o el CRM.
En este sentido, Lawson, Infor o Salesforce suenan como posibles candidatos. Pero recordar al lector que, al igual que ha sucedido previamente con Cognos, se trata de meras especulaciones.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor