Análisis Gizmodo: MacBook 13 [veredicto: totalmente recomendado para todos los públicos]

ComponentesWorkspace
0 0 23 comentarios

¡Ah, la vida del editor de blogs tecnológicos! Viajes en tren de cercanías por toda la zona sur todo el planeta, fiestas entre la élite en las ciudades más importantes como NYC, Londres, Tokyo, Chinchón y Fuengirola, mujeres de dorados cabellos y pechos turgentes adorándote allá dónde vayas, cyborg ninjas asesinas listas para hacer realidad tus más íntimos deseos, fontaneros que dicen nosequé de que se te ha caído una pastilla de jabón y por supuesto cientos de gadgets con la última tecnología. Objetos brillantes (no, esos no) en tus manos, por la patilla, con o sin vibración, hasta que te canses, hasta que no puedes más y tienes que decir basta de teléfonos de última generación, basta de cerditos que ventilan, basta de sujetadores con calefacción y basta de maquinones como este MacBook de 13,3 pulgadas (como el fontanero) que llevo probando durante semanas.

En este tiempo a intensa prueba, se lo han comprado ya cinco personas de mi entorno y cinco más están considerando pillarse uno, todas después de verlo y experimentarlo por ellas mismas, sin yo decir palabra. De ese grupo, siete son usuarios de PC de toda la vida que, después de ver cómo la máquina utiliza los tres sistemas operativos principales del mercado con fluidez (Windows, Linux y Mac OS X) se lanzan directos a la tarjeta de crédito. Esa es una de las ventajas más importantes de una máquina que, aunque como todo en la vida no es perfecta, les ha salido redonda a los de Cupertino y con precios excelentes en relación con su calidad y el software incluido. Para leer el resto del artículo y un vídeo sobre la vida de un editor de Gizmodo, pulsa en Continued…

Sin embargo, este portátil de consumo que utiliza el procesador Intel Core Duo de 1,83 GHz (hay dos modelos superiores de 2GHz, uno en negro, por 1.269 y 1.469), brilla por muchas más cosas que por poder utilizar Windows XP, Vista y Linux como alternativa (arrancando de forma dedicada utilizando un programa de Apple llamado Bootcamp) o paralalemente a Mac OS X (virtualizados, cada uno en su sesión con Parallels). El diseño, por ejemplo, sigue siendo excepcional, muy ligero, con líneas aún más puras que sus predecesores en el ya clásico acabado en blanco nieve. Como todos los modelos de los de Cupertino, está lleno de detalles como los indicadores de batería, el cierre sin pestillo o la fuente de alimentación que se pega al MacBook utilizando un conector magnético (MagSafe), pensado para que si alguien tropieza con el cable, no tire al suelo tu PC.

La pantalla, los gráficos y el teclado merecen capítulo aparte por diversas razones. La primera, panorámica de 13,3 pulgadas, con una iluminación impresionate y acabada en brillo con una resolución de 1.280 x 800, tiene un calidad impresionante, muy agradable a los ojos y con una definición cristalina. El teclado es extraño, las teclas son totalmente cúbicas en vez de tener una volumen trapezoidal, pero una vez lo utilizas, es muy rápido, preciso y agradable al tacto. Los gráficos es el único punto negativo si estás buscando una máquina de altas prestaciones. Desde luego, no están a la altura de los MacBook Pro, que tienen potentes procesadores gráficos con memoria dedicada. En este caso, el GMA 950 de Intel utiliza la memoria principal y, aunque es totalmente compatible con la arquitectura gráfica de Aqua y Vista, y todo fluye en la pantalla como la mantequilla en Mac OS X, no esperes editar vídeo con Final Cut Pro o jugar al World of Warcraft como en los Pro o cualquier otro PC con vídeo dedicado.

Eso sí, para el resto de actividades que se pueden hacer con un portátil es una auténtica gozada de máquina. Las aplicaciones iLife incluidas vuelan en el Core Duo, desde iPhoto a iMovie, y siguen siendo las mejores en su categoría, sin rivales. El Front Row y el mando a distancia incluido terminan por completar un equipo que, en definitiva, es un excelente portátil de uso general, con una buena relación calidad-precio, que recomiendo para todo tipo de usuarios, sean cuales sean sus preferencias en sistemas operativos.

Si hubiera estrellas en Gizmodo, le daría cinco de cinco.

Ah, y el vídeo de la vida de un editor de Gizmodo. O no.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor