Anaplan lucha en la 1ª división de los ERP con su propuesta agnóstica e intuitiva

Bases de DatosDatos y Almacenamiento
0 0 2 comentarios

Está valorada en más de 1.000 millones de dólares.

Especial desde Roma

Anaplan se define como una empresa de software de planificación en la nube. Sois un ERP, preguntamos casi dudando a Pascal Boulard, responsable de Relaciones Públicas para la región EMEA. “No exactamente. Somos una herramienta de planificación integradora de diferentes departamentos de la compañía”, matiza. Finanzas, ventas, marketing, canal de distribución, recursos humanos, TI.

Un ERP muy completo, concluimos. Y ríe.

Anaplan nació en 2006, fundada por un ex empleado de IBM que precisamente quiso desarrollar un software de gestión de recursos más completo que el que había usado en su experiencia profesional.

Así que en aquel momento, y ayudado por unas perspectivas de mercado favorables, decidió crear su propia herramienta. Hoy, 10 años después, la compañía ha conseguido levantar 90 millones de financiación y está valorada en 1.100 millones de dólares. Tiene 575 empleados repartidos por 15 países.

Más de 70.000 usuarios utilizan la plataforma, la mayoría son de grandes compañías. Basta con hacer un poco de matemática: la compañía tiene ‘tan sólo’ 430 clientes empresariales.

La firma, de capital privado, cerró 2014 con unos ingresos de 100 millones y compite en el mercado con los vendedores tradicionales como SAP, Oracle e IBM.

Qué ha propiciado este recorrido de éxitos, preguntamos a Boulard, en el marco del encuentro NetEvents, que se celebra estos días en Roma. El ejecutivo se decanta por dos cuestiones: la razón de ser “colaborativa” de la plataforma, que permite planear, colaborar y participar en tiempo real sobre documentos; y por otro lado, su esencia agnóstica: es capaz de integrar datos de muchas plataformas como Salesforce.

Un ejemplo ilustrativo del poder de la plataforma. Uno de los principales clientes, HP, pasó de necesitar 4 meses para crear un documento de previsión de ventas de sus más de 25.000 comerciales repartidos por 178 países, a necesitar sólo una semana para hacerlo.

“Las empresas se están desarrollando para dirigir sus negocios a velocidades digitales. Los ganadores han acelerado los ciclos de toma de decisiones”, declara uno de los clientes de la compañía.

Así que es cuestión de acelerar procesos y de simplificarlos al máximo, resume la responsable financiera. Ella misma, confiesa, se sorprendió de lo sencillo de la herramienta; dice que apenas se necesitan dos días de formación para manejarla.

Pensar en global, actuar en local

Como toda empresa Anaplan también tiene ambiciones globales. Escalar hasta convertirse en un player de relevancia mundial está entre sus planes, aunque este objetivo sólo puede alcanzarse pensando en local.

Según nos comenta Nadine Pichelot, CFO de la compañía para la región EMEA, abrirán numerosos centros de datos para dar respuesta a los requerimientos regulatorios sobre gestión de datos. El plan más inmediato es la apertura de uno en Singapur, un centro que se sumará a los que la compañía ya tiene en Virginia (EEUU) y Amsterdam.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor