Android acelerará las actualizaciones de seguridad este año

AppsGestión de la seguridadMovilidadSeguridadSO Móviles

Google desea perfeccionar la seguridad en Android para proteger mejor a sus usuarios.

La mejora en la implantación de las actualizaciones de seguridad es una de las asignaturas pendientes para Google en Android.

En ese sentido, desde la compañía californiana han explicado que cerca de la mitad de los dispositivos activos a finales de 2016 en su plataforma, no habían recibido ninguna actualización de seguridad en el último año.

Eso sí, a pesar de esa innegable realidad, en Google también destacan que han realizado progresos en 2016, ya que ese año recibieron actualizaciones de seguridad 735 millones de dispositivos móviles de más de 200 fabricantes.

Para seguir mejorando en ese apartado deben poder acelerar la publicación de parches, ya que el ecosistema de Android, que incluye cientos de operadoras y fabricantes, hace que el proceso de lanzamiento de actualizaciones sea complejo.

De cara a lograr reducir el tiempo de llegada de las mejoras de seguridad, la compañía de Mountain View trabajará con operadoras y fabricantes, una estrategia que ya aplica con éxito en Estados Unidos, informan en TechCrunch.

En concreto, en ese mercado se ha conseguido pasar de un período 6-9 semanas para lanzar actualizaciones, a apenas unos pocos días, haciendo posible que por encima del 78 por ciento de los dispositivos más relevantes estuvieran al día a finales de 2016 en materia de seguridad.

También fueron clave del éxito en Estados Unidos la reducción del tamaño que tienen las actualizaciones, ya que de esa forma se puedan descargar más rápido, así como la eliminación de la obligación de los usuarios de tener que aprobar cada una de ellas.

Por otra parte, los datos del estado de la seguridad en Android han traído importantes avances en varios apartados en 2016.

Las aplicaciones potencialmente peligrosas que contenían troyanos retrocedieron en un 51,5% frente a 2015, mientras que las que instalaban puertas traseras cayeron un 30,5%, y las que incluían phising fueron las que sufrieron una mayor caída, bajando un 73,4%.

Por último, en Google han desvelado que aunque apenas el 0,71% de dispositivos gobernados por Android tenía instaladas aplicaciones potencialmente peligrosas a finales del año pasado, ese dato supone un crecimiento del 0,5% comparado con las cifras registradas a principios de 2015.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor