Cierre de Megaupload: a favor, autores y políticos; en contra, Anonymous y la red

Empresas

El FBI cerraba ayer hasta 18 dominios asociados a Megaupload y detenía a sus responsables; la red ardía entonces en críticas y mensajes de desconcierto mientras el grupo de hackactivistas Anonymous iniciaba el bloqueo a seis sites.

Entre estas están el del Departamento de Justicia estadounidense y la de la discográfica Universal Music Group, que sigue caída a primeras horas de la mañana. También han atacado a las webs de la Asociaicón de la Industria de Grabación de América, Motion Picture Association of America, la oficina de Copyright the EE.UU. y la Asociación de Jefes de Policía de Utah.

Anonymous ha alertado que la web del FBI será la siguiente en caer (aunque sigue operativa por el momento). La acción ha salpicado también a España; y anuncian un ataque a la web de la SGAE.

El cierre de Megaupload se viene cociendo desde hace unos días. Un juzgado de Virginia (EE.UU.) acusó a siete de sus responsables de delitos relacionados con la propiedad intelectual y el blanqueo de capitales. 15 días después han sido detenidos: cuatro de ellos en Nueva Zelanda; las tres restantes permanecen en paradero desconocido. Nueva Zelanda tiene ahora que decidir si extradita a EE.UU. a los detenidos.

Las autoridades creen que las actividades llevadas a cabo por los detenidos, que se enfrentan a 50 años de prisión (sumando los cargos de cada una de las acusaciones), han supuesto pérdidas de hasta 500 millones de dólares a la industria. Aseguran que durante los cinco años de actividad han obtenido 175 millones en beneficios por dos fuentes: publicidad y suscripciones de usuarios “Premium”.

En este sentido salía a la luz el parque móvil de algunos de los responsables del servicio, repleto de coches lujosos. Contaban con varias cuentas bancarias y de PayPal, además de un parque móvil de lujo; 15 Mercedes Benz, un Rolls.Royce, un Lamborghini y un Maserati.

El caso, que el FBI ha tachado como “uno de los mayores casos criminales de derechos de autor jamás presentada por EE.UU.”. La operación ha sido dirigida a las empresas Megaupload Limited y Limited-Vestor, y se les ha acusado de participar en una conspiración de crimen organizado, conspiración para cometer una infracción del copyright y blanqueo de dinero.

Las reacciones no han tardado en llegar: no todo han sido mensajes de protesta en redes sociales. Nicolás Sarkozy elogiaba ayer la decisión del departamento de Justicia y Simone Bosé, presidente de EMI Music anunciaba por Twitter que brindaría por la buena noticia.

vINQulos

El Economista, FBI (oficial), Europa Press, Venture Beat

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor