Apple barre para casa y piensa en abandonar a Intel

AlmacenamientoDatos y AlmacenamientoEmpresasMacWorkspace

Intel es incapaz de suministrar chips más eficientes energéticamente que logren integrarse en equipos más delgados y ágiles.

Cuando Apple decidió diseñar sus propios chips tejió una estrategia a largo plazo. Diseñar sus propios procesadores llevó a los ingenieros de Cupertino cuatro años y abrió la puerta a un futuro selfservice en su portfolio de dispositivos móviles, donde Apple iría reduciendo su dependencia a terceros.

Según la información que maneja Bloomberg, Apple está planeando insertar procesadores propios basados en ARM para sus iMacs y MacBooks. Esta decisión afectaría de pleno a Intel, que es quien desde 2005 provee a Apple los chips que se insertan en las entrañas de estos dispositivos.

El movimiento respondería a la intención de Apple de extender su estrategia móvil a sus equipos portátiles y de sobremesa como paso más en la integración de los productos de la marca. También a otros factores que se habrían considerado en los despachos de Cupertino.

La evolución de los procesadores móviles

Cada vez son más las similitudes entre la arquitectura de los smartphones y los PC y Apple tiene la teoría de que sus procesadores móviles serán algún día lo suficientemente potentes como para insertarse dentro de un portátil o un equipo de sobremesa.

Las limitaciones de Intel

Según la fuente consultada por Bloomberg, Intel es incapaz de suministrar chips más eficientes energéticamente que logren integrarse en equipos más delgados y ágiles. Esto es un gran obstáculo para Apple cuyas apuestas pasan por la reducción del grosor y el peso de los dispositivos.

La fuente cita reuniones entre Apple e Intel en las que la firma de Santa Clara no pudo convencer al gigante de Cupertino sobre la compatibilidad de sus CPU y la estrategia de diseño de Apple.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor