Apple cambiará de sede en Japón

Empresas

El fabricante se trasladará del Tokyo Opera City Tower a un nuevo rascacielos en el famoso centro Roppongi Hills de la capital, impulsado por un ahorro de costes.

Apple se prepara para mudarse a una nueva sede en el impresionante complejo de Roppongi Hills en el centro de Tokio, según han desvelado a Bloomberg fuentes anónimas cercanas a la empresa.

El rascacielos que acogerá las nuevas oficinas del gigante de Cupertino tiene una altura de 54 pisos y el fabricante ocupará una o dos plantas enteras. El mismo edificio es el centro de operaciones de negocios internacionales como Goldman Sachs o Barclays.

La torre, una edificación de 2.200 millones de dólares y propiedad del mayor constructor de Japón Mori Building Co., está ubicada en uno de los distritos más famosos de Tokio, dentro de un complejo donde se encuentran además un gran hotel, apartamentos, un club privado y un museo de arte.

Apple ha informado a los propietarios del Tokyo Opera City Tower, donde se encuentra su sede en estos momentos, que rescindirá el contrato de alquiler actual a finales de junio y prevé trasladarse al nuevo centro en el mes de abril.

Todo apunta a que el cambio de dirección se debe a una maniobra de ahorro de costes por parte de la compañía, aprovechando la caída de precios de los alquileres en el país nipón a consecuencia de la crisis financiera que arrastra desde hace años.

“El alquiler de los grandes edificios de oficinas en el centro de Tokio alcanzó su punto álgido en el segundo trimestre de 2008 y desde entonces ha caído en picado hasta un 40%”, ha declarado en una entrevista telefónica Kayoko Hirao, jefe de investigación en Japón de DTZ Research. “Es un buen momento para considerar un traslado de oficinas a la zona central de negocios”.

Apple aprovecha una gran oportunidad, ya que el analista japonés vaticina la recuperación del alquiler de oficinas en el país a lo largo de este año.

Por otra parte, la empresa de la manzana acaba de experimentar una fuerte caída en el Nasdaq, castigado por los inversores por la publicación de unas previsiones decepcionantes en el trimestre en curso y que hacen dudar de su supremacía en el mercado de la telefonía. ¿La estrategia de ahorros para la compañía no habrá hecho nada más que empezar…?

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor