Apple: concedida una patente que “adelgazará” el próximo iPhone

Empresas

La tecnología permitirá prescindir de algunas capaz de la pantalla, lo que adelgazará el dispositivo y reducirá sus costes de producción.

La patente, número 8243027, describe las formas en las que pueden lograrse pantallas táctiles que integran elementos sensibles al tacto con los circuitos electrónicos de la pantalla.

Habitualmente, los sensores táctiles están separados de la unidad de la pantalla que se coloca justo debajo. Las capas están muy unidas, pero si se integra esta tecnología de sensores podrá reducirse el número de las mismas y ya no habrá necesidad de utilizar lo que se denomina “cemento de unión”.

En definitiva, la tecnología permite eliminar algunas capas, lo que reducirá el grosor de la pantalla, simplificará la fabricación y abaratará el coste de producción.

Se da por hecho que Apple utilizará esta tecnología en su próximo iPhone. La patente incluye una descripción que habla de “un teléfono móvil que incorpora una pantalla táctil de cristal líquido”.

Sharp anunciaba recientemente, como señala The Register, que comenzará a distribuir las pantallas del próximo smartphone de Apple este mismo mes.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor