Apple gana la demanda por el uso de la marca “iBooks”

ComponentesWorkspace
0 0 No hay comentarios

Ya era hora que en Cupertino se llevasen alguna alegría en cuestión de demandas, patentes y demás. En este caso tiene que ver con la marca que emplean para su servicio de distribución y gestión de contenidos, por cuyos derechos de utilización competía también la editorial Black Tower Press.

En el año 2011 Black Tower Press demandó a Apple argumentando que las condiciones de uso de la compañía californiana describiendo su plataforma de gestión de libros electrónicos violaba una marca que la pequeña compañía neoyorquina había adquirido en 2006.

La editorial, orientada al mercado de narrativa de fantasía y ciencia ficción había adquirido la marca iBooks al hacerse con los fondos de la editorial Byron Preiss, que había publicado más de 1.000 títulos desde 1.999 bajo la colección denominada “ibooks”.

En la demanda se reconocía la prevalencia del registro de la marca iBook por parte de Apple para su uso en los ordenadores Mac que se vendieron entre 1999 y 2006 aunque también se especifica que los de Cupertino no comenzaron a emplear dicha denominación para describir nada relacionado con los libros electrónicos hasta 2010.

La demanda ha sido desestimada por un tribunal de Nueva York al estimar Su Señoría que la editorial neoyorquina no ha conseguido demostrar la posible existencia de una confusión en el consumidor así como tampoco se demostrado que Apple se haya enriquecido de forma injusta a costa del demandante. En defensa de este argumento se cita que no se ha demostrado que los usuarios del software iBooks tuvieran la creencia de que Apple había entrado en el negocio editorial, dado que además todos los libros a la venta mediante esta plataforma incluyen la marca de sus editoriales respectivas.

Por otra parte la patente relativa a la marca “iBooks” no fue adquirida ni por Black Tower Press ni por su antecesora, pero sí por Apple, que la empleó para describir su línea de computadores en 1999 y la de llectores de libros eelctrónicos en 2010, mientras que “ibook” como marca de una colección de libros de ciencia-ficción se registró en 1999 pero quedó en desuso en 2003, motivo por el que posteriormente, en 2010, la propia Apple pudo solicitar a la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos el registro de “iBook” para un software de lectura de pubblicaciones electrónicas en dispositivos electrónicos.

vINQulo

GigaOM

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor