Apple investigada por su tributación en Irlanda

Fabricantes de SoftwareProyectos

No es Apple la única empresa envuelta en esta investigación que atañe a otras como el fabricante de automóviles Fiat, pero si constituye un caso singular por la importante cuantía que pueden alcanzar las cifras económicas. El régimen fiscal irlandés permite que la empresa de la manzana mordida centralice allí tributariamente su negocio en toda Europa pagando únicamente el 2 % en impuestos. Desde la Comisión Europea se acusa a Apple de evitar el pago de hasta 6.000 millones de euros anuales.

Algunos han llegado a tachar a Irlanda de pseudoparaíso fiscal intracomunitario. Quizá se trate de una afirmación exagerada pero lo cierto es que el régimen impositivo de este país favorece extraordinariamente a determinadas empresas que han optado por ubicar allí su residencia fiscal haciéndose acreedoras de un pago ínfimo de tributos. En el caso que nos ocupa, Apple paga únicamente un 2 % de impuesto de sociedades y tras la investigación abierta por la Comisión Europea se cifra en unos 6.000 millones de euros las cantidades que la empresa fundada por Steve Jobs habría dejado de pagar.

El acuerdo al que habrían llegado Apple y la Hacienda irlandesa se extiende a lo largo de las dos últimas décadas, con lo que se estaría hablando de una cantidad muy elevada de impuestos que se habrían dejado de ingresar debido a las condiciones extramadamente ventajosas de que habría dispuesto la empresa de Cupertino al establecer Irlanda como centro de sus operaciones europeas.

Hace décadas que para promover la generación de trabajo en Irlanda se desarrollaron incentivos fiscales que realmente consiguieron animar la industria local con diversas empresas extranjeras que elegían aquel país para instalar fábricas y centros de distribución, especialmente en el caso de empresas estadounidenses que vieron cómo el país se convertía en una excelente cabeza de playa para el desembarco comercial en Europa. En el caso de la citada Apple pero también en los de otras empresas con importantes facturaciones: Amazon, Starbucks… los acuerdos incluirían las mencionadas exenciones fiscales a cambio de establecer industrias capaces de generar hasta 4.000 empleos de ciudadanos irlandeses dependientes de la empresa de la manzana mordida.

Queda pendiente de esclarecer si por parte de Apple se presionó a las autoridades irlandesas para que llegasen a este tipo de acuerdos, además de aclarar si estas ventajas se ofrecieron de manera exclusiva, en perjuicio de otras empresas, lo que iría en contra de la legislación comunitaria en materia de competencia.

vINQulo

The Wall Street Journal

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor