Apple lleva un año registrando las coordenadas de sus clientes

Empresas

Una investigación revela que tanto el iPhone 4 como el iPad 3G geolocalizan a los usuarios y almacenan los datos en un archivo oculto.

Una reciente investigación llevada a cabo por Alasdair Allan y Pete Warden vuelve a poner en entredicho la supuesta protección de la privacidad de la que alardean algunos dispositivos móviles. Durante la sesión “¿Quién tiene acceso a estos datos?”, enmarcada en el encuentro Where 2.0, que se celebra en California, ambos investigadores han mostrado cómo los movimientos del propietario de un iPhone o iPad 3G quedan registrados en un archivo oculto que se copia en el ordenador cada vez que el dispositivo se sincroniza.

Según señalan desde su página web, “no estamos seguros de por qué Apple está recopilando estos datos, pero lo que es seguro es que es algo intencional, ya que la base de datos se va actualizando con copias de seguridad y las rutas”. El equipo de Seguridad del Producto de Apple todavía no se ha pronunciado al respecto, pero el descubrimiento de esta práctica podría hacer temblar los cimientos de la reputación de Apple.

Al margen de almacenar los movimientos, la información recopilada se encuentra accesible desde el propio dispositivo, ofreciendo datos sobre los movimientos del usuario durante el último año. La información va a parar al archivo “consolidated.db”, que contiene un historial de coordenadas y horas. Al parecer, esta práctica se habría iniciado con la llegada al mercado del iOS 4, por lo que los dispositivos acumulan ya un año de información.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor