Apple podría ir a juicio en mayo de 2014 por el caso de los ebooks

Empresas

La misma jueza que dictaminó que Apple conspiró con diversos editores para debilitar a sus rivales del mercado de los ebooks ha puesto fecha a un posible juicio.

La jueza federal que dictaminó que Apple ha violado las leyes antimonopolio al conspirar con cinco grandes editoriales para aumentar los precios de los libros electrónicos, ha programado un ensayo para mayo de 2014 con el objetivo de determinar los daños, de acuerdo con una orden hecha pública el miércoles.

En ausencia de una resolución anterior, el juez espera considerar en el juicio si Apple debe pagar los daños, que podrían llegar a cientos de millones de dólares. Esta jueza, Denise Cote fue, junto con el gobierno federal y con representantes de 33 estados de Estados Unidos, quien el pasado mes dictaminó que Apple conspiró con diversos editores para debilitar a sus rivales del mercado de los ebooks, entre los que destaca Amazon.

Estos editores con los que Apple participó son Hachette Book Group Inc, Macmillan, HarperCollins Publishers LLC, Penguin Group y Simon & Schuster Inc.

Steve Berman, abogado de los demandantes, dice que estos han pedido al gobierno y a Apple que se concluyan las entrevistas con los expertos antes del 13 de diciembre y parece que las fechas van cumpliéndose, según las declaraciones del letrado a Reuters.

La jueza Cote dictaminó el pasado 10 de julio que Apple jugó un “papel principal” en la conspiración preparada por cinco grandes editores,  que conllevaron una subida interesada de los precios de los ebooks, violando las leyes de la competencia, como publicaba SiliconNews. Con todo este proceso en el que Apple es considerado culpable, los libros que Amazon vendía por 9,99 dólares, pasaron a  costar entre 12,99 y 14,99 dólares.

Además, la jueza está considerando llevar a cabo una medida cautelar para evitar que Apple participe en otra conspiración de fijación de precios, que supone que, durante cinco años, la firma de Cupertino no podrá suscribir nuevos contratos de agencia para competir en precios.

La pasada semana, los cinco de mayores editores de Estados Unidos mostraban su oposición a las nuevas restricciones solicitadas por el gobierno estadounidense contra Apple por conspirar ilegalmente para subir los precios de los libros electrónicos a finales de 2009.La jueza federal que dictaminó que Apple ha violado las leyes antimonopolio al conspirar con cinco grandes editoriales para aumentar los precios de los libros electrónicos, ha programado un ensayo para mayo de 2014 con el objetivo de determinar los daños, de acuerdo con una orden hecha pública el miércoles.

En ausencia de una resolución anterior, el juez espera considerar en el juicio si Apple debe pagar los daños, que podrían llegar a cientos de millones de dólares. Esta jueza, Denise Cote fue, junto con el gobierno federal y con representantes de 33 estados de Estados Unidos, quien el pasado mes dictaminó que Apple conspiró con diversos editores para debilitar a sus rivales del mercado de los ebooks, entre los que destaca Amazon.

Estos editores con los que Apple participó son Hachette Book Group Inc, Macmillan, HarperCollins Publishers LLC, Penguin Group y Simon & Schuster Inc.

Steve Berman, abogado de los demandantes, dice que estos han pedido al gobierno y a Apple que se concluyan las entrevistas con los expertos antes del 13 de diciembre y parece que las fechas van cumpliéndose, según las declaraciones del letrado a Reuters.

La jueza Cote dictaminó el pasado 10 de julio que Apple jugó un “papel principal” en la conspiración preparada por cinco grandes editores,  que conllevaron una subida interesada de los precios de los ebooks, violando las leyes de la competencia, como publicaba SiliconNews. Con todo este proceso en el que Apple es considerado culpable, los libros que Amazon vendía por 9,99 dólares, pasaron a  costar entre 12,99 y 14,99 dólares.

Además, la jueza está considerando llevar a cabo una medida cautelar para evitar que Apple participe en otra conspiración de fijación de precios, que supone que, durante cinco años, la firma de Cupertino no podrá suscribir nuevos contratos de agencia para competir en precios.

La pasada semana, los cinco de mayores editores de Estados Unidos mostraban su oposición a las nuevas restricciones solicitadas por el gobierno estadounidense contra Apple por conspirar ilegalmente para subir los precios de los libros electrónicos a finales de 2009.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor