Apple patenta una nueva tecnología de pantallas táctiles curvas

ComponentesWorkspace

Apple apunta un poco más cerca de ofrecer algún día un dispositivo con pantalla táctil curvada. Es lo que podemos intuir tras conocer una nueva patente que ha registrado sobre este tipo de tecnología. Si lo veremos algún día y si será en un smartphone o en un reloj inteligente es algo que quizá sólo el tiempo podrá confirmar.

Comienzan a aparecer algunos modelos (pocos) de teléfonos móviles con pantalla curva así que esta patente de Apple puede responder únicamente al interés de la marca por explorar en esa dirección y disponer de su propia tecnología para no tener que pagar el peaje de utilizarla a otra marca… pero casi todos los analistas vinculan este tipo de tecnología con un posible iWatch, el reloj inteligente tan rumoreado desde hace tiempo, en concreto desde que apareció el iPod Nano de 6ª generación en 2010.

La patente que ahora se ha conocido sobre una pantalla táctil curva añade una nula distorsión de la imagen, lo que (ojo a la posibilidad) podría incluso ampliar su utilización en dispositivos como un ratón con pantalla táctil. Otro añadido es que se permite la presencia de pequeñas protuberancias sobre la superficie de la pantalla, que podrían servir a modo de botones.

Esa posibilidad de empleo en ratones aparece explícitamente mencionada en la propia patente, registrada con el número 8.603.574. Apple ya había expresado sus quejas sobre lo complejo que resulta trabajar con las actuales tecnologías táctiles que funcionan a modo de delgadas capas superpuestas, lo que en ocasiones produce complicaciones tanto en la parte táctil como en la visual referida a la óptima representación de las imágenes en la pantalla.

También, y dada la complejidad del proceso, hay algunas tecnologías que aunque prometen una pantalla curva en realidad lo que es curvo es la capa exterior pero no así la capa destinada a captar la presión del usuario, lo que ocasiona algunas imperfecciones a la hora de reconocer la interacción del mismo.

Apple habría trabajado en dos direcciones con esta tecnología: ofrecer una pantalla realmente curva con una integración de la parte de generación de imagen y de la captación de la presión, al mismo tiempo que no se aumenta el grosor del resultado final. De hecho la patente incluye la posibilidad de que exista más de una curvatura en la misma pantalla, lo que facilitaría la labor a los siempre imaginativos diseñadores para ofrecer dispositivos atractivos.

vINQulo

Apple Insider

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor