Apple pierde el liderazgo en el mercado chino en favor de Xiaomi

Empresas

Era cuestión de tiempo que la imparable marcha del fabricante chino le colocase como líder en el mercado doméstico, desplazando de tan privilegiado puesto a Apple, a pesar de que la demanda por los dispositivos móviles de la manzana mordida es cada vez mayor.

El equilibrio de poder en la telefonía móvil ha cambiado este segundo trimestre de 2015 puesto que el fabricante chino Xiaomi consigue ser el primero en cuota de mercado precisamente en el país de origen de la marca. Le arrebata la posición a Apple, que había sido el líder durante los dos pasados trimestres y que además pasa a ocupar la tercera posición, adelantado también por otra marca local.

Así Xiaomi alcanza un 15,9 % del mercado chino, seguido muy de cerca por otra marca que juega en casa, Huawei, que llega al 15,7 %. Por su parte, Apple queda ahora en tercera posición con un 14,7 % del mercado, pasada la “fiebre” inicial por sus nuevos terminales iPhone 6 y 6 Plus presentados el pasado otoño, lo que habría ocasionado esa fuerte demanda que le habría llevado a dominar el ranking, con el factor añadido de que el precio de los terminales de la manzana mordida es considerablemente superior al de sus competidores, razón por la que es aun más notable dicho aumento de la demanda.

Samsung, por su parte, se ve relegado a la cuarta posición, lejos ya del dominio del que antaño hiciera gala mientras que el quinto puesto es para Vivo, otra marca local especializada en telefónos móviles de bajo costo.

También habría contribuido a esta situación precisamente los meses transcurridos desde la aparición de los nuevos modelos de iPhone con el consiguiente descenso en la demanda, algo que por otra parte suele ser habitual en el tercer trimestre del año para Apple por su calendario de lanzamiento de nuevos dispositivos, que remonta el vuelo cuando en otoño aparecen las nuevas versiones del smartphone.

La gran baza tanto de Xiaomi como de Huawei es que ofrecen terminales de gama media y alta a precios asequibles, por lo que no es extraño que aumenten sus ventas en un mercado, el chino, el segundo del mundo por tamaño (y pronto será el primero), que ya ha alcanzado la madurez y en el que se ha establecido una dura competencia entre los distintos actores del mismo.

De hecho el mercado local está entrando en una fase de estancamiento con una ralentización global de la demanda, de hecho comienza incluso a haber cierta saturación y ya hay quien expresa su opinión respecto a que China está dejando de ser encuadrable dentro de la etiqueta de “mercado emergente”, aproximándose más bien a ser un mercado consolidado, al estilo de Estados Unidos, Europa o Japón, algo que sin duda será determinante para la evolución de las ventas y los beneficios de los fabricantes a medio plazo.

vINQulo

Cnet

 

 

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor