Apple quiere que Samsung pague 22 millones de dólares de gastos legales

Movilidad
0 0 No hay comentarios

A pesar de que el juicio entre Apple y Samsung llegó a una sentencia hace meses, con la ingente compensación de 1.500 millones de dólares que Samsung tendría que pagar a Apple, la historia está lejos de acabar y ahora Apple pide que la compañía coreana les pague unos 22 millones por los gastos legales.

Todos teníamos claro que, realmente, con esta clase de juicios, los únicos que salen ganando son los abogados de ambas partes, ya que el dinero que saca Apple con todo esto básicamente se diluirá entre sus ejecutivos, y el dinero que tiene que poner Samsung saldrá de los usuarios en los precios de los nuevos smartphones.

Ya sabemos que a Apple todo este circo le ha salido por más de 60 millones de dólares de gastos legales, de los que ahora está pidiendo a la juez Lucy Koh, que Samsung les pague 15,7 millones en honorarios de sus abogados y otros 6,2 millones en “gastos varios” (¿se referirán con esos gastos a comidas, regalos y “persuasiones” varias?)

El caso es que ya vimos como el cálculo de los daños en la primera parte del juicio se calcularon mal, y la excusa de que la documentación era demasiado extensa, llevó a que se produjeran tropelías de todo tipo, incluyendo daños por terminales que ni siquiera estaban entre los que supuestamente violaban las patentes.

Una serie de despropósitos en mayúsculas, que llevó a que inicialmente se rebajara en 450 millones de dólares la compensación, para que luego una nueva pantomima de “juicio” llevará a subirla 290 millones más. Una serie de batallas legales que resultan bochornosas y que nos muestran corrupción y una falta total de objetividad ante la situación real, dificultando la entrada de startups e innovación real ante la amenaza constante de gigantes rebozados en patentes. Algo que además muestra también Samsung en sus deleznables ataques a HTC con las prácticas de “marketing” más ruines.

La única solución real y justa, en lugar de multas absurdas que sólo abultan bolsillos de unos pocos y afectan a millones de personas, sería que ambas estuvieran condenadas a mejorar enormemente la situación laboral de los trabajadores de sus distribuidores. Algo que al menos mejoraría la vidas de varios miles de personas y que sería un buen tirón de orejas a dos compañías, que han convertido la tecnología en un campo de batalla absurdo que no debería seguir funcionando de esta forma.

vINQulos

PhoneArena

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor