Apple recorta los pedidos del iPhone 5C para el 4Q

Empresas

Las ventas superiores del iPhone 5S, el modelo de gama alta, desde el debut de ambos dispositivos en el mercado cuestiona la estrategia ‘low cost’ del fabricante.

Apple ha notificado a los ensambaladores del iPhone 5C que reducirá los pedidos del teléfono de bajo coste en el cuarto trimestre del año.

Los dos proveedores taiwaneses Pegatron y Hon Hai Precision, encargados del dispositivo, verán mermada su producción, tal y como apunta The Wall Street Journal según fuentes cercanas a las compañías.

La imposición de las ventas del nuevo modelo de gama alta, el iPhone 5S, que ofrece chips más rápidos y nuevas características, y la buena acogida inicial de la nueva versión del smartphone en color dorado, para el que Apple ha tenido que aumentar los pedidos, ha llevado al fabricante a adoptar esta medida.

Así pues, los encargos para Pegatron, que según los analistas reúne dos tercios de la producción del iPhone 5C, se rebajarán a menos del 20%, mientras que para Hon Hai, que ensambla el volumen restante, se reducirán un tercio.

Según la información del diario estadounidense, a un proveedor de componentes también se le ha informado de una reducción del 50% en los pedidos de piezas para el iPhone 5C.

En septiembre, Apple comenzó a vender sus nuevos iPhones en 11 mercados, incluyendo EE.UU y China -esta por primera vez con una primicia de lanzamiento-. El balance ha sido que la atención de los clientes se ha centrado en el teléfono de gama alta de la compañía.

Los inversores habían estado presionando a Apple para responder a la fuerte competencia de Samsung ofreciendo un smartphone de bajo coste con el que llegar a una clase nueva de compradores, de menor poder adquisitivo, especialmente en China y otros mercados emergentes de rápido crecimiento.

Había muchas esperanzas puestas en que el iPhone 5C fuese la respuesta del gigante tecnológico para volver a ganar terreno, sin embargo, a la vista de los resultados, los accionistas se sienten decepcionados y la estrategia ‘low cost’ de Apple se pone en entredicho.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor