Apple responde a las acusaciones de evasión fiscal

Empresas

Tim Cook defiende a su compañía y alude a la creación de empleo y “productos revolucionarios” que ofrece al país. Apple está en el punto de mira por supuesta evasión fiscal a través de filiales en Irlanda.

Parece que las autoridades tributarias estadounidenses han pillado a Apple con las manos en la masa. El gigante de la manzana mordida ha sido acusado de desviar dinero a filiales con domicilio fiscal en Irlanda, país con reconocidas ventajas fiscales para atraer a empresas, empleos.

Tim Cook fue llamado a declarar sobre el asunto frente al imponente al Subcomité de Investigaciones del Senado estadounidense. La declaración, que ha publicado la compañía, comienza recordando las “decenas de miles de americanos” a los que da empleo y los productos “revolucionarios” que han “mejorado la vida de decenas de millones de americanos”. Luego sigue defendiéndose de las acusaciones.

Apple asegura que paga “miles de millones de dólares anuales al tesoro estadounidense en impuestos”.

Una segunda y más detenida lectura no da lugar a dudas. Apple da empleo y prestigio a los Estados Unidos: 600.000 puestos de trabajo directos e indirectos y diseña productos que adoran millones de fieles… ¿sugiere Cook una recompensa del Estado?

Pero las instituciones estadounidenses son tajantes. Sólo en 2012, la compañía del desaparecido Jobs, evitó pagar 9.000 millones de dólares en impuestos en tierra estadounidense. Un senador acusó a la firma de crear una unidad de negocio en Irlanda –formada por una red de filiales- no sujeta a impuestos.

Apuntó además al gobierno irlandés de negociar con los de Cupertino una tasa de impuestos inferior al 2%. El primer ministro irlandés, en unas declaraciones a la cadena pública irlandesa, ha negado cualquier tipo de trato de favor, como recoge Reuters.

La estrategia fiscal del gigante fue la de utilizar tres filiales externas sin domicilio fiscal claro. Cook dijo en su comparecencia que su compañía pagó en 2012 un total de 6.000 millones de dólares al tesoro estadounidense. “Pagamos los impuestos que debemos”, dijo, como recoge la declaración.

No llevamos la propiedad intelectual fuera y la usamos después para vender productos en los EEUU con la intención de evitar impuestos”, se defendió el CEO.

Con la polémica sobre las laxas políticas tributarias irlandesas sobre la mesa, la Comisión Europea se reúne hoy con la agenda centrada en la política de impuestos en la UE.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor