Apple retira iOS 8.0.1 tras crear problemas en varios dispositivos

Sistemas OperativosWorkspace

Malas noticias y mal ambiente en torno a las últimas actualizaciones de software de Apple. Hoy se ha retirado la actualización que pretendía corregir algunos fallos con los que contaba el flamante sistema operativo para dispositivos móviles que se presentó (todo hay que decirlo, sin demasiado bombo y platillo) en el pasado evento en el que la gran estrella fueron los nuevos iPhone y el Apple Watch. Tras las quejas de un buen número de usuarios se ha retirado  esta actualización que literalmente anulaba la conectividad del teléfono móvil en algunos casos.

Aunque la gran revolución con respecto a su sistema operativo para dispositivos móviles la presentó Apple con iOS 7 y no se esperaba que iOS 8 supusiese una gran ruptura lo que de ningún modo se esperaba es que por un lado el día de su lanzamiento pasase casi inadvertido en medio de la presentación de los iPhone 6 y 6 Plus así como del reloj inteligente Apple Watch, pero lo último que podía esperarse es que constituyese un auténtico rosario de fallos, errores y quejas por parte de los usuarios.

Si ya la descarga de iOS 8 ha tenido a su alrededor algún informe de fallos en ciertas unidades y bajo ciertas condiciones, parecía que todo iba a quedar solucionado con una nueva actualización, iOS 8.0.1 que no ha durado más que unas pocas horas disponible debido a que parece presentar no solo más fallos sino incluso más graves. De hecho un buen número de usuarios ha informado de pérdida total de la conexión con las estaciones base, inhabilitando tanto la conexión de voz como la de datos.

En concreto los dispositivos afectados por este efecto serían en su mayor parte los recién llegados iPhone 6 y 6 Plus.

Otro fallo afecta al sensor biométrico TouchID, que queda también inhabilitado con lo que el usuario no puede desbloquear el terminal con su huella dactilar. Una hora después de aparecer online la actualización iOS 8.0.1 ha sido retirada por Apple, desde donde han manifestado estar investigando estos sucesos y avisan de una próxima comunicación en la que ofrecerán más información al respecto.

Ayer mismo te informábamos aquí en The Inquirer de usuarios de iPhone 6 Plus que tras haber permanecido varias horas sentados habiendo guardado el terminal en el bolsillo trasero de sus pantalones habían observado como el móvil se había doblado. Esta semana no está resultando demasiado positiva para la casa de la manzana mordida que está protagonizando una serie de noticias que arruinan de manera importante su prestigio, relacionado siempre con la perfección y la satisfacción a su clientela y la insuperable experiencia de uso de los propietarios de sus dispositivos.

Cierto es que no se trata de los primeros fallos y errores (recordemos el nefasto inicio de la carrera de Apple Mapas, que se saldó con disculpas del propio Tim Cook, recomendando incluso aplicaciones de la competencia y teniendo como consecuencia despidos de altos directivos) pero la confluencia de nuevo sistema operativo que falla, actualización que da aún más errores y unidades que se doblan hace que sobre Cupertino se ciernan sombras de duda sobre los estándares de calidad y perfección que siempre nos han vendido. Sombras que dejan en las tinieblas de la duda, por el momento, esta nueva etapa de la empresa cuando el legado de Steve Jobs (los dispositivos desarrollados bajo su mandato y los que estaban en proyecto y ya han ido apareciendo) se diluye en la nueva etapa que inicia Tim Cook con Jony Ive (responsable de diseño y artífice del gran cambio estilístico que trajo iOS 7) como segundo de a bordo.

Estas circunstancias habrán de analizarse a medio/largo plazo pero por el momento, aunque no pasasen de ser desafortunados incidentes aislados, el sabor del bocado en la manzana es amargo esta semana.

vINQulo

Business Insider

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor