Apple retira sus acusaciones por patentes contra el Samsung Galaxy S III Mini

Empresas

Samsung ha argumentado que no está “fabricando, utilizando, vendiendo u ofreciendo vender o importar el Galaxy S III Mini en Estados Unidos”.

Tras el juicio celebrado el pasado agosto en la guerra de las patentes que enfrenta a Apple y Samsung, donde Apple obtuvo un veredicto a su favor de 1.050 millones de dólares sin declararse inválida ninguna de las patentes en litigio, la puerta quedó muy abierta a nuevas demandas del fabricante del iPhone no solo contra Samsung sino sentando un precedente contra otras compañías en el mercado estadounidense.

En la continuidad de su litigio contra la firma surcoreana, el mes pasado Apple pidió agregar el Galaxy S III Mini y otros productos de Samsung, entre ellos varios modelos de ‘tablets’, a su amplia reclamación de patentes. En respuesta, Samsung afirmó que el Galaxy S III Mini no estaba disponible para la venta en Estados Unidos, que no se está “fabricando, utilizando, vendiendo u ofreciendo vender o importar el Galaxy S III en Estados Unidos” y que no debería incluirse en el caso.

Basándose en esto, Apple ha asegurado que ha acordado retirar su acusación de patentes sobre el Galaxy S III Mini, “siempre y cuando la actual anulación no afecte a la capacidad de Apple más tarde para incriminar al Galaxy S III Mini si cambian las circunstancias”. Así lo acaba de notificar en una presentación ante el tribunal federal del distrito de San José (California), tal y como recoge Reuters.

El 15 de abril de 2011, la empresa fundada por Steve Jobs demandó a Samsung por 2.750 millones de dólares alegando que la compañía surcoreana había copiado sus diseños de iPhone y iPad cuando crearon sus modelos de teléfono móvil, Galaxy S, Galaxy S II, su tableta Tab 10.1, además de otros 22 productos. Samsung contraatacó reclamando a Apple 400 millones por haberse aprovechado de su tecnología wifi cuando elaboraron los iPhones y los iPads y por haber violado su patente de integrar la red 3G a los móviles, afirmando que los diseños de Apple “no eran tan originales”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor