Apple, señalada como empresa más sucia por Greenpeace

CloudColaboraciónDatacenterEmpresasSoftwareVirtualización

Según un informe del grupo ecologista, la compañía posee uno de los centros de cloud computing más contaminantes del mundo y es reticente a colaborar en la cesión de datos sobre sus actividades, así como poco firme a la hora de apuntarse a las energías verdes.

Si hace unos días Greenpeace felicitaba a Facebook por empezar a utilizar fuentes de energía renovables en su centro de datos, ahora toca regañina para uno de los gigantes de la informática. Apple acaba de ser distinguida con el dudoso honor de empresa más sucia a raíz de un informe realizado por la organización ambientalista y titulado “How dirty is your data? A look at the energy choices that power cloud computing”.

Según el estudio, en el triángulo de datos sucios de Carolina del Norte, Facebook, Google y Apple se aprovechan del bajo coste de la electricidad y los impuestos favorables mientras se olvidan del compromiso con las energías limpias"
El triángulo de datos sucios de Carolina del Norte (Apple, Google y Facebook) se aprovecha del bajo coste de la electricidad y los impuestos

La decisión de los de Cupertino de establecer su iDataCenter en Carolina del Norte, que posee una de las redes de suministro de electricidad más contaminantes de EE.UU. (61% de uso de carbón y 31% de energía nuclear), evidencia a ojos de Greenpeace una “falta de compromiso corporativo para limpiar el suministro de energía” de las operaciones de Apple en la nube.

A mayores, “el hecho de que la ubicación alternativa para el iDataCenter sea Virginia, donde la electricidad también proviene de fuentes muy sucias, indica que, además de los incentivos fiscales, el acceso a energía de bajo coste independientemente de su origen es un factor clave en la selección de ubicación” por parte de la compañía.

Aunque Apple se ha vuelto cada vez más transparente acerca del impacto ambiental y el rendimiento operativo de sus ordenadores portátiles y teléfonos iPhone, no está ofreciendo el mismo grado de colaboración en lo relacionado con sus servicios en la nube. Mientras que muchas empresas de TI han señalado los beneficios de realizar descargas sobre los métodos tradicionales de entrega, una de las mayores plataformas online para los contenidos de entretenimiento, como es iTunes, no proporciona datos que permitan compararla con las ofertas de otros proveedores.

Y es que para los iDataCenter se estima “una demanda de electricidad (a plena capacidad) de hasta tres veces el consumo actual que, desgraciadamente, tendrá un impacto significativo en la huella medioambiental de Apple”.

El informe también critica que, a pesar de que la firma de la manzana ha anunciado un aumento significativo en la compra de energía verde durante los dos últimos años y ha prometido continuar en esa línea, no ha declarado unos objetivos en cuanto a energías renovables o gases de efecto invernadero para dar forma a este compromiso.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor