Apple solicita apartar al inspector encargado del caso de los ebooks

Empresas

El gigante tecnológico afirma que el profesional designado por la juez ha demostrado tener un sesgo personal en contra de la empresa.

La juez Denise Costa, quien hace unos meses dictaminó que Apple conspiró a finales de 2009 con los principales editores de libros para fijar una subida interesada del precio de los ebooks ante la inminente salida al mercado del iPad, nombró en octubre al inspector Michael Bromwich para llevar a cabo la investigación externa del caso.

En noviembre Apple comenzó a quejarse de que Bromwich estaba sobrepasando sus labores de inspección de la compañía.

El fabricante denunció que Bromwich intentaba inflar sus honorarios, con una propuesta que alcanzó los 1.100 dólares, tratando de ampliar el alcance de su evaluación, tal y como ha remitido en una carta a la juez Costa el abogado de la compañía, Theodore Boutrous.

En esta carta, de la que se ha hecho eco The Register, se pone de manifiesto que Bromwich expresó su deseo de vigilar el cumplimiento antimonopolio en la cultura general de la empresa, tal y como expuso al departamento de Auditoría y Finanzas de Apple, intentando derribar cualquier barrera que le impidiera rastrear la empresa.

El abogado de Apple ha afirmado que esta forma de proceder “excede con mucho el alcance de su papel y ha influido en la sentencia definitiva”.

Bromwich se había defendido contra las denuncias de Apple de extralimitarse de sus funciones argumentando que la empresa no cooperaba con él.

Boutrous ha manifestado en su carta que al testificar ante el tribunal Bromwich demostró tener un sesgo personal contra la empresa, incluidos los hechos que estaban en disputa.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor