Apple vuelve a lanzar el iPhone 4 en India, Indonesia y Brasil

Movilidad

Es un terminal que se ha visto superado por tres generaciones (4S, 5, 5S/C) pero continúa siendo un magnífico terminal a pesar de que en algunas prestaciones ya haya sido superado tanto por la competencia como por sus descendientes. A pesar de todo ello en Apple consideran que aún no ha llegado el momento para jubilarlo y de hecho va a volver a lanzarse en algunos mercados emergentes.

No todos los usuarios necesitan disponer del último modelo con las prestaciones más avanzadas. También están quienes no pueden acceder a dichos terminales por cuestiones presupuestarias. En estos y otros casos un teléfono móvil de hace tres o cuatro años podría parecer una reliquia tecnológica pero lo cierto es que en determinados casos no es así.

Puede haber alguna prestación o tecnología ausente (pantalla FullHD, cuádruple núcleo, conectividad 4G o NFC, cámara con megapíxeles medidos en un único dígito…) pero si nos referimos a un terminal que en su momento de aparición fue tope de gama es más que posible que hoy día no se quede excesivamente atrás a la hora de satisfacer a un usuario de tipo medio.

Y esto precisamente es lo que ha constatado Apple que sucede con su iPhone 4 (aún con un buen número de usuarios activos) por lo que ha tomado la decisión no sólo de no apartar de su catálogo este terminal sino incluso relanzar el iPhone 4 en países como India, Indonesia o Brasil, lugares donde una amplia porción de la población está ahora accediendo a los smartphones, bien porque estén realizando el tránsito desde los teléfonos móviles tradicionales o bien llegando directamente a este tipo de terminales.

Por diversas cuestiones (desde el poder adquisitivo a las limitaciones técnicas locales) un terminal “obsoleto” como podría señalar se al iPhone 4 resulta encajar a la perfección en las necesidades de muchos de los habitantes de estas naciones. Por ejemplo, en amplias zonas aún no hay no ya red 4G sino incluso 3G, con lo que se desvanece la necesidad de disponer de un terminal que reúna esos requisitos tecnológicos tan avanzados que lo harían desdeñable en Europa o Norteamérica.

Mientras en Foxconn se habría reiniciado la producción de iPhone 4 con la perspectiva de acceder a los citados países con precios que lo harían competitivo con la gama media de Android. De hecho los rivales serían principalmente terminales como el Samsung S4 Mini.

Algunos hemos defendido que el “iPhone barato” ya existía y se llama iPhone 4S. La bajada de precios de los componentes que se emplean en su fabricación unido a la amortización de la inversión realizada en el mismo junto con algún pequeño cambio en su diseño como podría ser la sustitución de la pesada y cara carcasa trasera de cristalera una de otro material (aluminio, policarbonato…) en paralelo a la política que han mantenido en Apple estos dos años al mantenerlo en el catálogo a un precio más económico que las nuevas generaciones del móvil podrían contribuir a que independientemente de que exista un iPhone 5S o un iPhone 6 se de al posible comprador que no necesite (o no pueda permitirse) el terminal tope de ama disponga de la opción de adquirir uno con alguna prestación menos, sensiblemente más barato pero sobre todo con la misma calidad que en su momento le llevó a ser objeto de deseo.

Sólo una sombra se cierne, sin embargo, sobre una decisión de este tipo: el adecuado funcionamiento sobre iOS7, lo que tal vez pudiera llegar a ser problemático en el desenvolvimiento de un terminal diseñado con unas prestaciones que antecedían en varios años al desarrollo de dicha versión del sistema optativo.

vINQulo

Economic Times

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor