Apple Watch: ¿éxito o fracaso?

EmpresasInnovaciónMercados FinancierosMovilidadWearables
0 0 No hay comentarios

Tras sus primeros meses de disponibilidad, nos hacemos algunas preguntas sobre el rendimiento del smartwatch de Apple.

¿Cuántos dispositivos despachó Apple el último trimestre? Por encima de los 47,5 millones de teléfonos, casi 11 millones de tabletas y cerca de 4,8 millones de ordenadores. O, lo que es lo mismo, más de 63 millones de unidades. Eso es lo que ha conseguido vender durante el tercer trimestre de su año fiscal 2015, que finalizó el pasado 27 de junio con sabor a récord y con la celebración de los responsables de la firma californiana tras publicarse los números esta misma semana. Sin embargo, iPhones, iPads y Macs no están solos en la cartera de este gigante que dirige Tim Cook. Hay otros gadgets que Apple comercializa y de los que a día de hoy no existen datos oficiales, como es caso del Apple Watch.

¿Cómo es posible? Este reloj inteligente que Apple no se cansa de definir como su dispositivo más personal salió a la venta el 24 de abril en Alemania, Australia, Canadá, China, Estados Unidos, Francia, Hong Kong, Japón y Reino Unido. Lo hizo después de meses de rumores y espera. Y tras un periodo de reserva inicial. Antes de terminar junio también llegó a países como España. Esto significa que ese Q3 de Apple recién contabilizado es el primer trimestre en el que la demanda de su smartwatch, que pasará a la historia por constituir el debut de la compañía de Cupertino en cuestión de wearables, tenía que quedar reflejada dentro de los resultados financieros finales. Y así ha sido… a medias.

Lo que se sabe oficialmente (y lo que se deduce)

Lo único que Apple ha dicho sobre esta nueva categoría es que ha experimentado un “exitoso lanzamiento”. O “un gran despegue”, en palabras del propio Cook. Hay gente que ya luce un Apple Watch en su muñeca, pero sigue sin saberse cuántas piezas son exactamente. A la hora de plasmar la existencia del reloj en la hoja de resultados, sus creadores hablan de ingresos por valor de 2.641 millones de dólares. Aunque no erremos. Esos ingresos no sirven para realizar una estimación de unidades, ya que se trata de millones compartidos. La empresa de la manzana mordida ha juntado Apple Watch con Apple TV, iPod, los desarrollos de Beats Electronics, los accesorios de marca Apple y también los de terceros, todo ello a nivel financiero bajo el grupo genérico de “otros productos”.

¿Qué se puede hacer para ahondar en las ventas? Lo único que cabe intentar es comparar los ingresos que generaron todos esos productos que van al unísono en cuartos anteriores, cuando el reloj de Apple aún no era una realidad. Fueron 1.689 millones a principios de este año (Q2 de 2015) y 1.767 millones en el mismo trimestre del anterior (Q3 de 2014), lo que significa un incremento del 56% y otro del 49% a nivel secuencial e interanual, respectivamente. Esto permite empezar a formarse cierta idea del impacto que está teniendo el Apple Watch entre los usuarios con posibilidad de comprarlo.

¿Ha aportado Apple Watch esos 900 millones de dólares de diferencia, más o menos, por sí solo? Las matemáticas a aplicar no son tan sencillas. Desde Apple ya han dejado caer que los cambios que se han producido en la categoría de “otros” no se limitan a la introducción de un nuevo dispositivo. Junto a este estreno, y las ventas que conlleva, se encuentra el debilitamiento de gadgets como el reproductor iPod, que ya no se representa como un elemento independiente, o algunos accesorios. Esto significa que los ingresos por Apple Watch podrían ser incluso mayores. De todas formas, este smartwatch cuenta con diversos modelos repartidos en tres categorías distintas, Apple Watch Sport, Apple Watch y Apple Watch Edition, que cuestan entre 349 y 17.000 dólares.

Calcular a partir de este punto las cifras de venta se complica. A no ser que reparemos en una pista que aportó el gigante tecnológico en su conferencia de resultados y que han difundido los medios. Al parecer, en nueve semanas el Apple Watch ha mostrado un mejor rendimiento de ventas que creaciones que también marcaron el inicio de una categoría, como son el iPhone y el iPad, lo que ha supuesto mejorar expectativas. Aquí basta con señalar que en su primer trimestre de disponibilidad completa, que sube a unas trece o doce semanas, se colocaron 1,1 millón de iPhones y 3,27 millones de iPads. Otra opción es fijarnos en las valoraciones de los analistas.

Lo que calculan los analistas (y lo que hizo la competencia)

¿Qué es lo que dicen las consultoras al respecto? En un principio había un poco de todo. Desde estimaciones de ventas alcistas, como la que defendía Canalys en mayo sobre 20 millones de unidades a lo largo de este 2015, a otras algo más comedidas. Aquí entra aquella de Ovum que meses antes sospechaba de la falta de una ventaja decisiva en el Apple Watch para competir con rivales previos, esos con los que Apple no quiere compartir ahora sus números, y que apuntaba a 10 millones de unidades anuales. A pesar de los problemas que experimentó al inicio para satisfacer la demanda, en estos momentos Canalys otorga a Apple el liderato en el segmento de wearables para llevar alrededor del cuerpo.

Los profesionales de esta firma de investigación cifran las ventas trimestrales de Cupertino en 4,2 millones, por encima de alternativas como las de Fitbit, Xiaomi y Garmin que habían destacado en recuentos previos. Para ganar un poco de perspectiva cabe recordar que durante el Q1 los rivales de Apple Watch, entre gadgets como smartwatches y smartbands, acumularon 7 millones de unidades. Y que 31 de cada 100 relojes que los usuarios se agenciaron funcionaban con el software Android Wear de Google. Según IDC, que nombra a los wearables en su conjunto, entre enero y marzo de 2015 se llegó a los 11,4 millones de unidades, también con Fitbit, Xioami, Garmin (más Samsung y Jawbone) a la cabeza.

Otros expertos prefieren ser ahora más cautos y quedarse en el rango de los 2 y pico o 3 millones de unidades. El ejemplo perfecto es Gene Munster, de Piper Jaffray, que con motivo de la publicación de resultados trimestrales y según se ha difundido, se quedaba con esa última cifra como la más probable de todas. Y más allá de eso, prefiere apuntar a 2017, cuando se deberían repartir 40 millones de Apple Watch, como verdadero año del éxito de este dispositivo. Es decir, hay que ser pacientes, como también hubo que serlo con otros productos de Apple. El tiempo dirá si los de Tim Cook han encontrado un caballo ganador, sobre todo cuando el reloj reciba apps de carácter nativo y se acerque la Navidad.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor