Apple y Samsung: rivales pero no enemigos

Movilidad
0 0 1 comentario

Como en el chiste del dentista cuyo paciente le sujetaba por sus partes mientras decía “no nos vamos a hacer daño, ¿verdad?” la casa californiana y la surcoreana mantienen una enconada rivalidad en múltiples frentes, incluyendo demandas judiciales, pero en la trastienda continúan suscribiendo lucrativos acuerdos como el que acaban de firmar para que Samsung suministre a Apple los procesadores A9 que se montarán en el futuro iPhone.

En los negocios, como en la guerra y en el amor (por no hablar de la política) terminan haciéndose extraños compañeros de cama, especialmente en casos en los que por un lado se pelean ambos contendientes mientras por otro llegan a acuerdos beneficiosos para ambas partes.

En este caso Samsung continuará suministrando componentes a Apple, destinados al futuro iPhone, los nano chips A9, recuperando un acuerdo que se rompió el pasado año cuando los A8 le llegaron a los de Cupertino (bueno, a sus fábricas en China) desde el suministrador taiwanés TSMC, en medio de la guerra de patentes en la que estaban enzarzados por entonces los surcoreanos con los californianos.

Samsung lleva desde 2007 encargándose de proporcionar componentes a Apple y ayer mismo revalidaron sus acuerdos para encargarse de la nueva generación de procesadores que comenzarán a producirse en 2015 y que todo indica que aparecerán en el iPhone6, tras el más que posible iPhone5S que aparecerá en otoño y que supondrá una ligera mejora sobre el modelo actual. Los nuevos chips emplearán la tecnología nano FinFET.

vINQulo

The Korea Economic Daily

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor