Apple no se puede permitir que el iPhone vaya asociado a una única operadora

Movilidad

El análisis de ITWire es interesante: mientras que el acuerdo entre Apple y AT&T en EE.UU. tenía cierto sentido en el momento en que se concedió, la política que está siguiendo la empresa en Cupertino no parece válida en Europa.

El editor del artículo tiene razón al apuntar que cuando Apple llegó al acuerdo con el gigante de la telefonía móvil estadounidense acertó: el iPhone no era conocido y era recomendable asegurarse cierta exclusividad con una única operadora.

Sin embargo, una vez triunfó en EE.UU. Apple debería haber cambiado de estrategia: bailar con distintas operadoras en Europa hubiera permitido a los usuarios optar por la que más les conviniese, y no estar sujetos a las imposiciones que a Apple le han funcionado ciertamente bien en EE.UU., pero no en el viejo continente.

Las ventas de iPhones en los países europeos en los que ya está vendiéndose legalmente (Reino Unido, Francia y Alemania) no están yendo tan bien como se esperaba, y puede que gran parte del problema se deba a esos restrictivos acuerdos que sólo permiten comprarlo con una operadora. Haber dejado fuera del paquete a Vodafone – que como se señala es la mayor operadora del mundo si excluimos la nación de China – puede haber sido un error fatal para Apple, que como siempre desea controlar muy de cerca toda su plataforma.

No obstante, la enorme cantidad de iPhones que se venden sin contrato fijado – para ser liberados y utilizados con otras de forma ‘no oficial’ – es un signo claro de que quizás Apple debería cambiar de opinión en el mercado europeo. En nuestro país se espera que se venda en un par de meses un modelo que incluso podría incluir al fin 3G – no me lo creo – pero de nuevo lo hará asociado a una única operadora, que según todos los rumores será Telefónica. Veremos si el iPhone tiene la acogida que se espera entonces.

vINQulos

ITWire

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor