APU Fusion: La revolución de AMD ya está aquí

Green-ITInnovaciónMovilidadPCProveedor de ServiciosProyectosWorkspace
0 0 No hay comentarios

Por primera vez, AMD integra en el mismo encapsulado procesador y gráficos, además del northbridge, lo que permitirá por un precio similar mejorar cuatro veces el rendimiento actual y reducir el consumo energético de los microchips.

AMD ha presentado hoy su avance más importante desde que la compañía viera la luz en 1969, tal y como ha asegurado durante el encuentro con los medios. La nueva arquitectura de Unidades de Procesamiento Acelerado (APU) AMD Fusion se basa en un concepto radicalmente distinto a lo que estábamos acostumbrados a ver en el panorama informático de los últimos años. Con la tecnología APU se fusionan el procesador, la tarjeta gráfica y el northbridge (el chip encargado de poner en comunicación la CPU como la tarjeta gráfica, entre otras tareas). Hasta ahora, estos tres elementos se encontraban independientes como parte de un ordenador.

Este es el aspecto que ofrecen los primeros chips APU de AMD
Este es el aspecto que ofrecen los primeros chips APU de AMD

El resultado es que la transferencia de datos entre estos dos elementos principales se lleva a cabo de forma mucho más rápida que pasando por la circuitería de la placa base, por lo que el rendimiento se multiplica por cuatro si lo comparáramos con una solución tradicional con el mismo precio. Además, esta integración en el mismo encapsulado también supone un considerable ahorro en el consumo energético. Donde antes se necesitaban 46 vatios de potencia (northbridge+procesador+gráficos), ahora tan sólo se consumirá una media de 18 vatios.

AMD Fusion llega inicialmente a través de las series E y C, con nombre en clave ‘Zacate’ y ‘Ontario’ y basadas en 40 nanómetros, mientras que a mediados de año se lanzará la serie A (‘Llano’), la nueva generación con tecnología de fabricación de 32 nanómetros y hasta cuatro núcleos.

Por un lado los APU E-350 (dos núcleos y frecuencia de 1,6 GHz cada uno) y E-240 (un núcleo y 1,5 GHz) se han diseñado para ordenadores de gran consumo, portátiles y pequeños sobremesa, ofreciendo unas prestaciones capaces de llevar a cabo cualquier tarea multimedia. Por otro lado, los APU C-50 (dos núcleos y frecuencia de 1 GHz) y C-30 (un núcleo y 1,2 GHz) que están llamados a gobernar netbooks o otros dispositivos con factor de forma muy reducido, como es el caso de los incipientes Tablet PC.

Efectivamente, AMD por fin apostará por un segmento del que hasta ahora había sido bastante reticente, el de los netbook, aunque también es cierto que es consciente de que se trata de un mercado que ya ha tocado techo y que irá perdiendo relevancia paulatinamente a favor de las tabletas.

Para conseguir esta integración, AMD se ha basado en los núcleos x86 ‘Bobcat’ de bajo consumo y ha utilizado para el apartado gráfico el bloque de aceleración de vídeo UVD3 disponible en las tarjetas gráficas AMD Radeon HD Serie 6800.

En la imagen se muestra el ahorro energético con la tecnología APU AMD Fusion
En la imagen se muestra el ahorro energético con la tecnología APU AMD Fusion

Todos los chips pertenecientes a la arquitectura APU serán compatibles con DirectX 11, virtualización y, como era de esperar, contarán con un sistema de actualización de controladores universal. Asimismo, ofrecerán a los usuarios capacidades de procesamiento en paralelo masivo, lo que permitirá acelerar aún más el rendimiento de las aplicaciones.

Al consumir tan pocos recursos energéticos, AMD asegura que la autonomía de las baterías de los portátiles que hagan uso de estas unidades podrá superar las 10 horas de trabajo ininterrumpido.

En breve, fabricantes de la talla de Acer, Asus, Dell, Fujitsu, HP, Lenovo, MSI, Samsung, Sony y Toshiba anunciarán nuevos ordenadores portátiles y de sobremesa basados en la arquitectura APU AMD Fusion, destinados todos ellos al mercado de gran consumo gracias a sus potentes características y precios reducidos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor